Monterrey

Esquema virtual ante eventual escasez de certificados limpios

El esquema evitaría una serie de amparos y sanciones para las
empresas en México.
SONIA CORONADO
scoronado@elfinanciero.com.mx
20 enero 2017 9:16 Última actualización 20 enero 2017 9:16
ACTORES

Los suministradores de servicios básicos, servicios calificados, usuarios calificados que participen directamente en el mercado eléctrico mayorista, entre otros, deberán de comprar dichos CEL en México

Para evitar que la escasez de Certificados de Energía Limpia (CEL)
que se prevé haya de este instrumento, derive en la proliferación de sanciones y amparos de las empresas se podría crear un esquema de futuros virtuales, dijo Federico Carranza, director de la Unidad de
Regulación de Iberdrola
.

Durante su participación en el panel Desarrollo del Sector Eléctrico
en México
, en el marco del “Mexico Infrastructure Projects Forum”, el directivo propuso ese esquema como una manera de que las empresas que no logren obtener el CEL sean sancionadas, debido al corto plazo que hay para que estos se expidan.

“Yo creo que van a faltar certificados de energía limpia (CEL) en el 2018, los proyectos de las subastas se están retrasando y no eran por
el total que se requiere. Por lo cual juntando a estos dos elementos,
claramente vamos a llegar a una escasez que va a llevar a amparos,
sanciones o una combinación de las dos cosas”, mencionó.

Agregó “estamos a tiempo de desarrollar un mecanismo que nos
permitiera, transitoriamente, crear obligaciones del futuro del CEL virtuales”.

Los CEL son títulos que emitirá la Comisión Reguladora de Energía
(CRE)
y que acredita la producción de un monto determinado de
energía eléctrica a partir de energías limpias que sirve para cumplir los requisitos asociados al consumo de los centros de carga.

Es decir para el próximo año será obligatorio que por lo menos el cinco
por ciento de la energía que compren los usuarios y empresas del mercado mayorista eléctrico deben de provenir de fuentes limpias.

El directivo de Iberdrola explicó que “los CEL virtuales tienen un
horizonte de cumplimiento hasta el año 2022; se tienen que producir
CEL reales para cancelar los virtuales a lo largo de los siguientes cinco
años. De esa manera se anclan más inversiones que sí puedan llegar a
tiempo antes del 2022”, dijo.

Resaltó que “si no hacemos una cosa creativa como esa, temo que
vamos a estar reventando un mecanismo de amparos, yo sí creo que el
mecanismo de CEL está bien diseñado sólo que tiene un arranque complicado. Necesita un transitorio”.

Por su parte Guillermo Zúñiga, comisionado de CRE mencionó que el modificar las metas sobre el uso de energía limpia impuestas en el
marco de la reforma energética, sería enviar una mala señal a los
mercados, sin embargo, señaló, la se trabaja en opciones que puedan
responder a la demanda de la industria.

“Cambiar las metas o relajarlas, sería una mala señal, los mecanismos
ingeniosos que hagan un cumplimiento realista se tiene que estudiar, pero no cambiar las metas (…) es una cosa que también nos preocupa a nosotros (…) trabajamos en esquemas que puedan cumplir con los requerimientos solicitados de manera sencilla”, dijo.

Sobre el tema, Casiopia Ramírez, directora de Asuntos Regulatorios de Gas Natural Fenosa, dijo que la pasividad de la demanda privada de los certificados se debe a que no hay suficiente oferta de usuarios calificados.

“Necesitamos crear los mecanismos para que la demanda se vaya hacia otros mecanismos de contratación, que esas nuevas alternativas
busquen sus fuentes de certificados para obligar que haya nuevos generadores que den sus certificados a tiempo, y los necesitamos ya”.