Monterrey

Espera Yakult crecer este año

La empresa tiene dos plantas en México y prevé abrir una más en Chiapas.
JUAN ANTONIO LARA
jlara@elfinanciero.com.mx
30 junio 2016 9:50 Última actualización 30 junio 2016 9:58
Carlos Kasuga

YAKULT. Carlos Kasuga, fundador y director general de la división mexicana de la empresa.

Con una producción diaria de 4 millones de frasquitos con lactobacilos que fortalecen los intestinos, Yakult espera crecer este año y llegar a más hogares mexicanos.

En entrevista, Carlos Kasuga, fundador y director general de la división mexicana de Yakult, declinó dar un porcentaje de crecimiento, pero afirmó que van a crecer.

“No lo puedo decir porque la competencia está muy dura y me han salido muchos competidores”, contestó al ser cuestionado sobre el porcentaje de crecimiento que esperan tener este año.

Yakult tiene dos plantas con 450 empleados, una en Ixtapaluca y otra en Guadalajara, y tiene planes para abrir una planta más en Chiapas.

Entrevistado después de participar en el Foro de Negocios de Caintra, el empresario mexicano de origen japonés descartó que la economía mexicana se encuentre en una situación difícil.

Japón ha vivido años más difíciles. Terremotos, guerras y no se quiebran. El ponernos a chillar es malo. A pesar de eso, hay inviernos que hay que saberlos vivir”, indicó.

Explicó que en invierno, como podría calificarse la época de vacas flacas para las empresas, se debe ahorrar más, producir más, gastar menos, dar un mejor servicio y tener más contenta a la gente, para cuando llegue la primavera.

En su plática, el empresario recomendó consumir los productos hechos en México, porque al adquirir productos importados las utilidades se van del país y pone en riesgo las fuentes de empleo.

Dijo que los productos elaborados en México traen en su código de barras el número 750 y al consumirlos, se fortalece la economía del país.

Alemania consume el 100 por ciento de lo que produce y por eso es fuerte. Tenemos que ayudar a la economía de México si queremos vivir aquí, lo mismo que nuestros hijos y nietos”.

En su conferencia, donde habló sobre la calidad y productividad al estilo japonés, Kasuga señaló que México tiene tres grandes problemas y si no se resuelven, no saldrá a adelante.

“El primer problema es que no somos autosuficientes en materia alimenticia. México es el país que más leche en polvo importa, después de China”, indicó.

Al ser dependientes de la importación de alimentos, Kasuga dijo que México pierde libertad y hasta la dignidad.

“Es muy triste que se le pague con miseria al campesino mexicano. Hay que pagarle bien lo que produce, lo justo, lo que es real, pero no fijar precios de hambre que desmotivan totalmente al campesino”.

El otro problema de México es la educación, que está sustentada por el tener y no por el ser.

“La única forma de crear riqueza es con educación. Hay que invertir en educación”, indicó.

Y el tercer gran problema de México es no cuidar las fuentes de empleo porque se consume mucho producto de importación.

Kasuga dijo que los únicos dos sectores que pueden salvar a México son los maestros y los empresarios, por lo que es necesario pagar sueldos justos a los primeros e impulsar la creación de más empresas por parte de mexicanos.