Monterrey

Entre Líneas

Opinión. Desde este espacio mandamos nuestras condolencias a los seres queridos del empresario Fernando Javier Maiz Garza, acaecido el sábado pasado en un accidente de aviación.
(Redacción)
24 enero 2017 10:4 Última actualización 24 enero 2017 10:4
Fernando Maiz

(Especial)

Cifras récord en el 2016 fueron las que reportaron los funcionarios del sector turístico del Estado, que encabeza Miguel Cantú, titular de
Turismo del Gobierno estatal.

Las Grutas de García marcaron 142 por ciento de alza, recibiendo a 237 mil 023 visitantes.

Por su parte, el Parque Ecoturístico Cola de Caballo registró un aumento de 71 por ciento, recibiendo a 401 mil 057 visitantes; las Grutas de Bustamante subió en 48 por ciento, con 56 mil 204 visitantes, y el Mirador Asta Bandera recibió a 249 mil 557 visitantes, un 52 por ciento más.

En total, los Parques estatales recibieron 984 mil 868 visitantes, 75 por ciento más que en 2015, cuando registraron 563 mil 882 visitantes.

CONSTERNACIÓN
Fue lo que provocó la muerte del empresario Fernando Javier Maiz Garza, acaecido el sábado pasado en un accidente de aviación.

Maiz era presidente del Casino Monterrey y fue también presidente del Consejo Cívico de las Instituciones de Nuevo León, donde colaboró en
la iniciativa Hagámoslo Bien.

Apoyó al Gobernador Jaime Rodríguez Calderón en varias actividades y destacó también por su disposición a la filantropía.

Desde este espacio mandamos nuestras condolencias a sus seres queridos. 

LIBRO
El vicepresidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos, José Besil Bardawil, presenta este martes su libro “Despertar,
Conciencia de Vida”, en las instalaciones del Instituto de Contadores Públicos de Nuevo León a partir de las 9 de la mañana.

Con esta obra, Besil Bardawil demuestra que no sólo es bueno para los números, sino también para reflexionar sobre el sentido de la vida,
que compartirá con sus colegas y socios del Instituto de Contadores Públicos de Nuevo León, afiliado al IMCP.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.