Monterrey

Entre Líneas

OPINIÓN. “Testigo protegido” del que fué el director del Fidecitrus y que por lo tanto no llegará al banquillo de los acusados porque supuestamente colaboró con el gobierno.
(Redacción)
24 agosto 2016 11:4 Última actualización 24 agosto 2016 11:10
KIA

(Bloomberg)

TESTIGO
El nombre de Juan Francisco Livas Cantú, quien durante el periodo de 2009 a 2015 fungió como subsecretario de Desarrollo Regional, ha sido mencionado en cada una de las audiencias de imputación sobre el caso Kia.

¿Por qué lo mencionan? pues porque rindió una declaración sobre las reuniones que mantuvieron para atraer a Kia, y su entrevista ha servido como una “prueba” para los abogados de la fiscalía.

Se dice que es el “testigo protegido” y que por lo tanto no llegará al banquillo de los acusados porque supuestamente colaboró con el gobierno.

Livas Cantú fue el director del Fidecitrus (Fideicomiso para el Desarrollo de la Zona Citrícola del Estado de Nuevo León), el cual en las audiencias se ha calificado como el organismo usado para comprar los terrenos para que se instalara la armadora Kia Motors.

RECONOCIMIENTO

De plácemes se encuentran FEMSA Logística, Coca-Cola FEMSA, OXXO y Cuauhtémoc Moctezuma HEINEKEN México por el reconocimiento Transporte Limpio que recibieron por parte de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

Este reconocimiento tiene como objetivo destacar a las empresas que adoptan de manera voluntaria iniciativas amigables con el medio ambiente, que les permiten mejorar su desempeño y que buscan reducir sus emisiones de CO2.

DERRAMA
 Los que se todavía se están frotando las manos son los comerciantes regios con motivo del regreso a clases.

Y es que la Canaco anunció una derrama por 2 mil 900 millones de pesos. El organismo estimó en alrededor de 2 mil 700 pesos lo que gastó cada padre de familia en cada uno de sus hijos.

Además, esta inversión puede subir 60 por ciento si realizan gastos extraordinarios en electrónicos, como computadoras, tabletas y calculadoras.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.
>