Monterrey

Monterrey  
el resurgimiento
de la capital

Una serie de proyectos inmobiliarios se perfilan para cambiar la cara del centro de la ciudad.
DANIEL ANGUIANO
​danguiano@elfinanciero.com.mx
21 julio 2016 9:20 Última actualización 21 julio 2016 9:24
Proyectos inmobiliarios

Se prevé la redensificación de la zona con un mayor número de viviendas.

Por al menos una década, el Centro de Monterrey perdió fuerza como capital del Estado al registrar el abandono de sus calles y sus construcciones, así como el flujo de comercios y oficinas hacia el municipio de San Pedro, principalmente; no obstante, hoy la zona parece recobrar fuerza y recuperar el terreno perdido.

Una serie de proyectos inmobiliarios rediseñan la geografía del Centro de la ciudad, además existe la visión de redensificar la zona, la cual está dividida por polígonos de zonas emblemáticas de la región, y a esto se suma que una diversidad de proyectos se encuentran en desarrollo y pronto se añadirán a la infraestructura, con lo cual se prevé el arribo de comercios, oficinas y centros de vivienda que darán una nueva cara a la ciudad.

Una de las propuestas es la generación de Desarrollos Orientados por el Transporte (DOT), es decir, redensificar zonas donde hay transporte público masivo, como las avenidas Pino Suárez, Félix U. Gómez y Cuauhtémoc.

“Los DOT son conjuntos habitacionales con alta densidad y un valor de la vivienda relativamente baja, para que haya familias de ingresos medios que usen el transporte público”, explicó Juan Ignacio Barragán, presidente de la Sociedad de Urbanismo Región Monterrey.

Añadió que existen otros polígonos de acción que serían sujetos de esta revitalización, como el Purísima Alameda, el Barrio La Luz o la zona del Hospital Civil.

“Lo que buscan estos polígonos de actuación es generar áreas donde se pueda caminar a gusto, donde se pueda transportar uno en transporte público con comodidad, no depender tanto del automóvil, si necesitas calles para automóviles, pero que no sea el desplazamiento principal”, comentó.

No nada más conviene hacerlo en Monterrey, añadió Barragán, sino que también conviene hacerlo en Guadalupe, en San Nicolás, San Pedro.

“La cosa es que la gente cada vez vive más lejos de su trabajo o de su escuela, si tú vives a 20 kilómetros y el tráfico va lento, pues te vas a tardar mucho; pero si vives a un kilómetro, no hay problema.

“El tema es que nos hemos ido a vivir cada vez más lejos de nuestra vida, de nuestras actividades. Lo que se busca es darle alternativa a la gente que quiera vivir cerca de su vida, aunque se escuche raro; darle esa alternativa de calidad de vida”, añadió.

Por su parte, Gabriel Todd, director del Instituto para la Planeación de Monterrey (Implanc), comentó que organismos como la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) y empresas del sector inmobiliario ya trabajan en proyectos que se sumarán a la oferta existente de vivienda y comercios.

“Se planea la construcción del complejo Myo, que estará ubicado en la calle Juan I. Ramón cruce con Jesús González Ortega, a un costado del Paseo Santa Lucía y será edificada por Grupo Forja. O la Torre Vita, que tendrá 59 departamentos, en Matamoros y Platón Sánchez”, indicó.

“Estos desarrollos encajan con el plan de revitalización del Centro de la ciudad, que luce sucio y olvidado, además que algunos polígonos se han convertido en focos de peligro por los índices de criminalidad”, añadió.

Todd explicó que en este proceso, el Implanc promueve la creación de espacios públicos de alta calidad, por cual se proyecta que en el mediano plazo se desarrolle un mayor número de calles de libre paso en el centro de la ciudad.

“Estamos empezando a enviar un mensaje al espacio público para que el mercado reaccione con un esquema innovador distinto”, comentó.

La Capital, edificio de departamentos ubicado en la calle Washington, a unos metros de la avenida Félix U. Gómez, es otro de estos proyectos habitacionales que le darían una dinámica distinta a esta zona.

O Emporio, en el cual trabaja el Colegio de Arquitectos y AMPI y que es un proyecto que impulsará desarrollos de vivienda vertical, que al momento cuenta con 10 proyectos.

Estas construcciones, añadió Todd, deben hacerse acompañar de una visión social, que privilegien de alguna forma los espacios para la convivencia, como los parques de bolsillo, el concepto de parque banqueta o revitalizar los baldíos al convertirlos en espacios de convivencia o aparcamientos, con el objetivo de liberar la vía pública de esta carga vehicular.