Monterrey

El fenómeno de la Inversión Extranjera Directa

OPINIÓN. Hacia adelante se espera que la IED pueda seguir ralentizada durante el resto del año, mientras los participantes del mercado esperan por la culminación de las renegociaciones del TLCAN, siendo esto el principal factor de riesgo para la IED de México.
ENTORNO MACROECONÓMICO
​Gabriela Siller
gsiller@bancobase.com
14 septiembre 2017 9:54 Última actualización 14 septiembre 2017 9:54
Gabriela Siller, economista.

Gabriela Siller, economista.

Por segundo año consecutivo la Inversión Extranjera Directa (IED) en México ha registrado caídas. En el 2016, la IED cayó en 16.4 por ciento sumando en el año un total de 28.96 mil millones de dólares, mientras que en el 2017, la IED en el primer semestre fue de 15.53 mil millones de dólares, mostrando una caída de 11.6 por ciento respecto al primer semestre del 2016. En el 2017, la caída en la IED ha estado relacionada con la incertidumbre generada por la renegociación del TLCAN, lo cual se vio reflejado en una contracción en la inversión de las actividades secundarias.

De acuerdo con información de la Secretaria de Economía, la IED del sector secundario se redujo en 25.4 por ciento durante el primer semestre, y es este rubro el que más IED recibe, al representar 61.9 por ciento del total de la IED nacional. Al interior del rubro de actividades secundarias, la IED se contrajo 28.2 por ciento en términos anuales.

Aunque se observó un retroceso generalizado en el subsector manufacturero, durante el primer semestre del 2017, la IED de la fabricación de equipos de transporte aumentó 64.3 por ciento e incrementó su importancia dentro de la IED del sector manufacturero al representar 47.18 por ciento del total de la inversión en este rubro en comparación al 20.64 por ciento que representaba durante el 2016.

Este incremento de la IED en la fabricación de equipos de transporte, se ha dado a pesar de las fuertes críticas y amenazas que el Presidente de Estados Unidos ha hecho a la industria automotriz del país, lo cual es reflejo de la integración de las cadenas productivas entre ambos países.

Por otro lado, dentro de las actividades secundarias, la IED de la minería también ha mostrado incrementos, como consecuencia principalmente de la reforma energética. Cabe destacar que la IED de minería aumentó su proporción dentro de las actividades secundarias de 5.57 por ciento durante el 2016 a 11.29 por ciento en el 2017. En el interior destaca que IED correspondiente al subsector de extracción de petróleo y gas fue de 253.23 millones de dólares, lo que representa un crecimiento de 174.3 por ciento en términos anuales.

Asimismo, la inversión de las subsección de servicios relacionados con la minería pasó de 722.35 millones dólares a 1.9 mil millones de dólares.
Esta subsección está relacionada con las compañías de exploración de crudo en México.

Como claro ejemplo de la mayor IED debido a la Reforma Energética, está la inversión en el subsector de transporte por ductos que aumentó de 563 millones de dólares en el primer semestre del 2016 a 1.01 mil millones de dólares en el primer semestre del 2017. Así, la IED relacionada con el sector petrolero ha sido de 2.15 mil millones de dólares, representando el 13.84 por ciento de la IED total de México de lo que va del 2017, lo cual puede incrementarse en la medida en que entre mayor inversión relacionada con la Reforma Energética.

Hacia adelante se espera que la IED pueda seguir ralentizada durante el resto del año, mientras los participantes del mercado esperan por la culminación de las renegociaciones del TLCAN, siendo esto el principal factor de riesgo para la IED de México. El segundo factor de riesgo que pudiera disminuir la IED de país está relacionada con el proceso electoral de México para presidente en el 2018, por la posibilidad de que algún candidato se mostrara en contra de la Reforma Energética.

Sin el incremento de la IED relacionada con el petróleo, la IED de este año mostraría una caída de 24.39 por ciento.

La autora es Economista en Jefe de Grupo Financiero BASE y profesora de economía en el Tec de Monterrey.