Monterrey

Despega la “industria” del turismo en Nuevo León

Cuando el actual Gobierno de Nuevo León, encabezado por Rodrigo Medina, inició su gestión en octubre del 2009, el principal problema que enfrentó durante los primeros años de su administración fue la inseguridad que se registraba en toda la entidad, principalmente en los municipios del Área Metropolitana
de Monterrey.
Sonia Coronado/ Arturo Bárcenas
28 enero 2015 21:59 Última actualización 29 enero 2015 5:0
Turismo Nuevo León. (El Financiero)

Turismo Nuevo León. (El Financiero)

MONTERREY.- Cuando el actual Gobierno de Nuevo León, encabezado por Rodrigo Medina, inició su gestión en octubre del 2009, el principal problema que enfrentó durante los primeros años de su administración fue la inseguridad que se registraba en toda la entidad, principalmente en los municipios del Área Metropolitana de Monterrey.

Esta situación se reflejó en varios aspectos, entre ellos en el sector turístico, el cual registró una reducción en el número de turistas que visitaron la entidad durante los primeros dos años de la administración.

En el 2010 la entidad registró un millón 450 mil 869 turistas, lo que representó una contracción de 11.83 por ciento respecto al 2009, mientras que en el 2011 esta cifra bajó 4.32 por ciento comparado con el año previo, al sumar solamente un millón 388 mil 139 visitantes.

Sin embargo, las diversas estrategias implementadas por Medina para combatir el crimen organizado empezaron a dar resultado, disminuyendo los índices de inseguridad, regresándole su atractivo a Nuevo León, lo que se reflejó en el saldo final del sector turismo durante los primeros cinco años de su gobierno, que reporta 7 millones 857 mil 137 visitantes.

Un aspecto a destacar de lo anterior, es que durante el 2009 el 85 por ciento de los turistas eran nacionales y el resto internacionales, mientras que para el 2014 esta composición cambió a 78.35 y 20.22 por ciento, respectivamente.

Durante el año pasado, los turistas dejaron una derrama económica de 9 mil 159 millones de pesos, lo que representó un incremento de 37.13 por ciento respecto a los ingresos registrados en el 2009, cuando sumó 6 mil 679 millones de pesos. En promedio, el turismo deja al año una derrama de siete mil 633 millones de pesos aproximadamente.

Así, el número de turistas registró un alza de 8.63 por ciento durante el 2014 respecto a lo reportado en el 2009, al pasar de un millón 645 mil 626 a un millón 787 mil 662, de acuerdo con información proporcionada por la Corporación para el Desarrollo Turístico (Codetur).

El segmento que mayor recuperación presentó en este periodo, fue el de turistas extranjeros, pues éste creció 50.73 por ciento al cerrar 2014 con 373 mil 353 visitantes versus 247 mil 695 del 2009; mientras que los nacionales presentaron un alza de 1.17 por ciento respecto a 2009.

La Codetur, que dirige Lorena de la Garza Venecia, no solamente recuperó los niveles de la llegada de turistas que se tenían al inicio de la administración, sino que los incrementó en 142 mil 36 visitantes.

De la Garza Venecia explicó que parte de la recuperación turística, en especial la de los visitantes de otros países, se debió al aumento en la percepción de la confianza por la baja en la inseguridad en la entidad, mismo que se contagió hacia otras ciudades.

“Una de las estrategias más agresivas que hemos utilizado, es la atracción de eventos, una vez que tuvimos un destino seguro para presumir que teníamos una reducción del 75 por ciento en los índices delictivos y unas condiciones de paz y seguridad con una policía de reciente creación y de alta confianza como Fuerza Civil, logramos atraer una cantidad de eventos muy importantes de alto impacto, en 2014 atrajimos 230 eventos y esto es positivo porque nos garantiza que tendremos un flujo constante de turistas”, comentó.

Añadió que “en materia turística sabemos que no podríamos tener índices tan positivos, si el estado no tuviera las condiciones de paz y seguridad que tenemos ahora. La estrategia de Medina funcionó y a nosotros como industria turística, nos beneficia mucho”.

Los datos revelan que en 2010 fue la época de mayor crisis para el sector, pues respecto a 2009 el número de visitantes cayó 11.83 por ciento, con una reducción de 11.05 por ciento de nacionales y de 16.22 por ciento en los extranjeros. Pese a que en el año siguiente, este último segmento presentó un retroceso más severo de 24.84 por ciento, el doméstico apenas presentó un retroceso de 0.89 por ciento; en general, el 2011 respecto al año previo cayó 4.32 por ciento.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Hoteles de Nuevo León, la ocupación hotelera bajó hasta 20 por ciento, principalmente en los recintos cercanos a las zonas donde se desarrollaban eventos desafortunados e inseguros, como los narco bloqueos.

Sin embargo, la percepción de la ciudad en el exterior mejoró, gracias a que se invitó a los organizadores de eventos y periodistas del extranjero a que constataran que la situación ya había sido erradicada.

Fue hasta 2012, cuando el turismo tiene un repunte de 11.10 por ciento, mostrando un alza en la llegada de visitantes extranjeros de 31.87 por ciento y 8.40 los nacionales.

De acuerdo con expertos en el sector, Nuevo León impulsa principalmente tres categorías de turismo, que son: el de esparcimiento, el médico y el de reuniones y convenciones. Éste último aporta el 44 por ciento de los ingresos totales anuales.

Como parte de los trabajos para impulsar el desarrollo económico de la entidad mediante el turismo, el gobierno instauró el primer clúster dedicado a este sector, donde participa toda la cadena de valor.