Monterrey

Costará 14 millones de pesos cancelar proyecto Monterrey VI 

Directivos de Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey señalaron que el monto tendría que pagarlo el gobierno de Nuevo León, en caso de rescindir el contrato ya pactado.
Juan Antonio Lara
07 julio 2015 18:48 Última actualización 07 julio 2015 19:13
Proyecto Monterrey VI

Proyecto Monterrey VI. (Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey)

MONTERREY.- Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey (SADM) señaló que el proyecto de Monterrey VI es viable social y financieramente, pero aclaró que su posible cancelación costaría a Nuevo León 14 millones de pesos.

Además, señaló que la decisión final estará a cargo de la nueva administración que encabeza el Gobernador electo Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”.

En la primera de una serie de reuniones entre directivos de la empresa y funcionarios del gobierno actual con integrantes del equipo de transición, se advirtió que el Gobierno de Nuevo León tendría que pagar 14 millones de pesos, siempre y cuando las empresas demuestren con facturas lo que han pagado hasta la fecha.

El Gobierno del Estado tendría que pagar 14 millones de pesos, que equivale al 0.01 por ciento del costo total de la obra, que asciende a poco más del 14 mil millones de pesos”, dijo Patricio Kalife del Valle, coordinador de la Unidad Jurídica de Agua y Drenaje de Monterrey.

Empero, organismos de la sociedad civil han señalado que esta obra tendría un costo de hasta 57 mil millones de pesos a 30 años.

Las autoridades del gobierno de Rodrigo Medina se comprometieron a entregar toda la documentación sobre este proyecto para que se tome la mejor decisión al respecto.

Esta obra implica construir un acueducto de 372 kilómetros de longitud y permitiría traer hasta 6 metros cúbicos de agua por segundo en una primera fase desde el Río Pánuco hasta Linares.

La primera reunión entre los dos equipos duró 2 horas y 15 minutos y se realizó en las oficinas de la empresa SADM.

Por el equipo del Gobernador electo acudieron Enrique Torres Elizondo y Jesús Humberto Torres Padilla, encargados del área de la Secretaría de Obras Públicas y Desarrollo Urbano del equipo de transición de “El Bronco”.

Por parte de la administración actual estuvieron Fernando Gutiérrez, Secretario de Desarrollo Sustentable, y Emilio Rangel Woodyard, titular de SADM.

El Gobernador electo, Jaime Rodríguez, señaló el lunes que el proyecto, que ha suscitado críticas de organismos de la sociedad civil de Nuevo León por considerarlo caro e innecesario, se debe detener hasta no contar con toda la información para su viabilidad.

Asimismo durante la mañana declaró que el Estado no cuenta con los recursos suficientes para desarrollar este proyecto.

Los dos equipos se volverán a reunir el próximo viernes para analizar detalles del proyecto Monterrey VI.

Uno de los organismos que más se han opuesto a esta obra es el Fondo de Agua Metropolitano de Monterrey (FAMM), que encabeza el empresario regiomontano Eugenio Clariond Reyes.

Entre otras objeciones, el FAMM señala que las características de disponibilidad de agua en el Pánuco apuntan a que el sistema podría enfrentar escasez en meses de sequía, con las concesiones y reservas para Querétaro, Guanajuato y Nuevo León. La escasez se podría acentuar por los efectos del cambio climático.

Además, señala que los estudios que sustentan Monterrey VI se basan dotaciones medias de entre 270 y 300 litros por habitante por día para estimar la demanda y proyectarla. Si la demanda se proyecta con la recomendación hecha por la Conagua, equivalente a 230 litros por habitante por día, nuevas opciones de abastecimiento serían necesarias hasta después de 2025.