Monterrey

Con el nuevo gobierno, sigue perdiendo dinamismo la economía de Nuevo León

OPINIÓN. A nivel del PIB estatal, el crecimiento de 3.8 por ciento que reportó Nuevo León al primer trimestre del año, lo hizo caer al décimo sitio a nivel nacional, y bajó al tercer lugar como aportante al crecimiento nacional.
COMENTARIO
ECONÓMICO

MARCO A.
PÉREZ
VALTIER
10 agosto 2016 9:41 Última actualización 10 agosto 2016 9:43
Marco A. Pérez Valtier

Marco A. Pérez Valtier

Recientemente, el INEGI acaba de publicar su indicador trimestral de la actividad económica estatal (ITAEE) donde reporta el crecimiento económico de los Estados para el primer trimestre de 2016.

En este reporte, encontramos que sigue avanzando la pérdida de dinamismo en el ritmo de crecimiento económico del Estado de Nuevo León, ya que se reporta un crecimiento en el PIB estatal, para el primer trimestre del 2016, de solo 3.8 por ciento, cuando este mismo indicador, para el año pasado, era de 6.6 por ciento.

Resulta preocupante, también, que solo el sector terciario (servicios y comercio) está creciendo en 2016, ya que el sector primario reporta un decrecimiento del 3.5 por ciento al primer trimestre del año, y la Industria ya acusa también un decrecimiento del 1.0 por ciento, por lo que el 100 por ciento del crecimiento de la economía del Estado se concentra en el sector comercio y servicios, el cual crece a una tasa anualizada del 6.8 por ciento.

Si revisamos el desempeño del sector Industrial en el Estado, lo que muestran estas cifras es una marcada y consistente pérdida de dinamismo que se inicia en el segundo trimestre del año pasado, ya que de crecer al 8.4 por ciento en el primer trimestre de 2015, esta tasa de crecimiento cae al 4.3 por ciento en el segundo trimestre, a 4.1 por ciento en el tercer trimestre, y a solo un 2.8 por ciento para el último trimestre del año pasado.

De esta manera, se constata que la fuerte desaceleración en el crecimiento industrial del Estado, se inicia en el último trimestre del año pasado, (o sea en los primeros tres meses del nuevo gobierno) y ya para el primer trimestre de este año, se reporta un decrecimiento real del uno por ciento en el sector industrial de Nuevo León, ciertamente originado por el recorte en la obra pública que implementó el nuevo gobierno del estado.

Con este pobre desempeño del sector industrial en Nuevo León durante el primer trimestre de 2016, pasamos a ocupar el lugar 21 a nivel nacional en lo que al crecimiento de la industria se refiere, y nos ubicamos incluso por abajo del promedio nacional, situación nunca antes vista en el Estado.

A nivel del PIB estatal, el crecimiento de 3.8 por ciento que reportó Nuevo León al primer trimestre del año, lo hizo caer al décimo sitio a nivel nacional, y bajó al tercer lugar como aportante al crecimiento nacional.

Queda claro, entonces, que los recortes al gasto de inversión pasan finalmente una factura muy cara, cuyo costo supera ampliamente los supuestos beneficios. Es decir, son “ahorros” mal entendidos.

* El autor es especialista en estudios económicos y de finanzas públicas. Actualmente ocupa el cargo de Socio Economía en Pérez Góngora y Asociados.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.