Monterrey

Canaco se opone a otro “gasolinazo”

Critica que el Gobierno gaste más de lo que prometió ahorrar, por lo cual no se justifica otro aumento a los combustibles.
Juan Antonio Lara | jlara@elfinanciero.com.mx
01 febrero 2017 16:24 Última actualización 01 febrero 2017 16:25
precios de gasolina

La Canaco y Caintra de Nuevo León se oponen a nuevas alzas en el precio de los combustibles.

La Cámara de Comercio de Monterrey (Canaco) se opuso a un nuevo incremento del precio de las gasolinas programado para este sábado 4 de febrero, argumentan que el Gobierno Federal gastó el año pasado mucho más de lo que prometió ahorrar.

“Nosotros esperaríamos que este incremento no entre en vigor”, indicó Sergio Anguiano Ayala, director de la Canaco Monterrey. El directivo mencionó que la causa de todos los problemas económicos de México es que el Gobierno gasta mucho y gasta mal.

De acuerdo con la política de precios establecida por el Gobierno Federal, este 4 de febrero está contemplado un ajuste al precio de las gasolinas y el 11 de febrero se haría otro más.

Anguiano comentó que si bien la unidad nacional es un deber supremo ante una amenaza externa, “también es una obligación del Gobierno hacer un uso eficiente de los recursos y no estar trasladando ineficiencias a la población”. Por tal motivo, mencionó que están dadas las condiciones para que este aumento no entre en vigor y esto daría certidumbre a la población sobre la congruencia del Gobierno Federal.

Por su parte la Cámara de la Industria de la Transformación de Nuevo León sostuvo que pese a la promesa de que la reforma energética bajaría los precios de los combustibles, esto no ha sido así.

“Contrario a esto, a lo largo de la actual administración federal, se han registrado incrementos significativos en los costos de estos mismos”, señaló.

De enero de 2013 a diciembre de 2016, el diésel acumula un incremento del 29.7 por ciento, cifra superior a la inflación para ese mismo período.
Si a este incremento, se suma lo aplicado para enero de 2017, el acumulado alcanza el 51.2 por ciento.

“Para el caso de Nuevo León, la situación se agrava ya que las gasolinas tendrán un incremento acumulado de hasta un 58.4 por ciento para el período enero 2013 – enero 2017, sólo en la primera etapa del esquema propuesto por el Gobierno Federal, siendo superior al promedio nacional”.

En el caso del diésel, en el estado tiene un incremento del 51 por ciento acumulado.

“Para el sector productivo nacional, esta situación es insostenible e, invariablemente, con graves efectos inflacionarios que impactarán a toda la sociedad, por lo que la Cámara de la Industria de Transformación hace un enérgico llamado a las autoridades del Gobierno Federal para que sean revisados, de manera inmediata, los impactos de la propuesta de la Secretaría de Hacienda para los costos de los combustibles”.

Considerando que el costo logístico para las empresas implica hasta el 33 por ciento del precio final de sus productos, se podría pronosticar, al menos, un impacto del 6 por ciento en los precios finales de los productos manufacturados en el Estado, tan solo por el incremento del diésel, advirtió Caintra.

Con ello, la competitividad y los costos de productos manufacturados se verán seriamente afectados, aquejando directamente a las empresas transportistas y al sector industrial.