Banxico y la inflación
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Banxico y la inflación

COMPARTIR

···
Monterrey

Banxico y la inflación

OPINIÓN. ¿Qué esperamos para la inflación en este año? La inflación este año será menor, debido principalmente al ajuste estadístico en el índice de precios en las gasolinas.

VISIÓN ECONÓMICAJesús Garzajgarzagg@gmail.com
11/01/2018

La inflación en el 2017 terminó en su nivel más alto desde mayo de 2001, en 6.8 por ciento. Esta aceleración en los precios al consumidor se debió principalmente al ajuste en los precios de las gasolinas (gasolinazo), el aumento en el precio del gas (en el segundo semestre del año) y a la depreciación acumulada del tipo de cambio desde finales de 2014.

En las últimas minutas de política monetaria del Banco de México los miembros de la junta de gobierno ya expresaron su preocupación al respecto. En su primera intervención como gobernador del Banco Central, Alejandro Díaz de León reafirmó su postura al respecto, al elevar la tasa de interés a 7.25 por ciento.

¿Qué esperamos para la inflación en este año? La inflación este año será menor, debido principalmente al ajuste estadístico en el índice de precios en las gasolinas. Es decir, el cambio relativo abrupto en los precios de las gasolinas no se dará este año con lo que la base de comparación será muy similar al del año anterior. Sin embargo, existen varios riesgos que pueden generar presiones inflacionarias con relación esencialmente al tipo de cambio.

Como sabemos, México enfrenta tres riesgos relevantes este año que estarán generando volatilidad en los mercados financieros, principalmente en el tipo de cambio. El primero es la renegociación del TLCAN. Todavía no hay certeza de que dicho tratado vaya por buen camino y existe la posibilidad de que se cancele.

Lo anterior sería un choque importante para el comercio exterior pero más grave aún, a la inversión extranjera directa relacionada con el TLCAN. La mitad de la Inversión Extranjera Directa en el país proviene de Estados Unidos y está muy ligada con este tratado. Segundo, la reforma tributaria que aprobó el congreso de los Estados Unidos. Dicha reforma le restará competitividad al país lo que podría afectar a la inversión directa.

Por último, por las elecciones presidenciales. Las posturas en contra del mercado podrán alejar aun más a la inversión tanto en cartera como directa.

Así, es probable que, ante estos riesgos la autoridad monetaria continúe con el ciclo de alza en la tasa de interés a lo largo del primer semestre del año.

La variable a monitorear será el tipo de cambio y por ende a la inflación subyacente. Esta última refleja con gran certitud la contaminación hacia los precios de la desvalorización de la moneda. Si los riesgos se disipan y el tipo de cambio reacciona de manera favorable, es muy probable que la inflación converja hacia el centro de la meta de Banxico. Estimo que la inflación terminará el año en alrededor de 4.5 por ciento.

El autor es el director general y fundador de GF GAMMA y catedrático en el ITESM campus Monterrey. Cuenta con un doctorado en Finanzas y maestría en Economía Financiera por la Universidad de Essex en el Reino Unido, y una Licenciatura en Economía por el ITESM (campus Monterrey).

,
Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.