Monterrey

Baja crecimiento del Norte

OPINIÓN. La mayoría de los directivos empresariales consultados esperan que la demanda de bienes y servicios se expanda durante el presente año.
OPINIÓN 
ACADÉMICA

UANL

CESÁREO 
GÁMEZ
08 abril 2016 10:7 Última actualización 08 abril 2016 10:19
Cesáreo Gámez

Cesáreo Gámez

Durante el cuarto trimestre de 2015, la economía de la región Norte del país experimentó una disminución en su ritmo de crecimiento, al pasar de una tasa de 1.52 por ciento en el tercer trimestre del año a solamente 0.62 puntos porcentuales. La región Norte incluye Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

Esto fue dado a conocer en el “Reporte sobre las Economías Regionales”, correspondiente al periodo octubre-diciembre de 2015, elaborado por el Banco de México.

Por su parte, la región Centro Norte experimentó una desaceleración aún mayor, pasando de un crecimiento de 2.29 a 0.14 puntos entre el tercer y el cuarto trimestres del año pasado. Esta región está integrada por Aguascalientes, Baja California Sur, Colima, Durango, Jalisco, Michoacán, Nayarit, San Luis Potosí, Sinaloa y Zacatecas.

El ritmo de expansión de las regiones Norte y Centro Norte se desaceleró fundamentalmente como consecuencia del débil desempeño de su producción manufacturera, la cual está relativamente más asociada al mercado externo.

También destaca el comportamiento de la industria de la construcción.
Durante el tercer trimestre de 2015 en la región Norte este sector creció a una tasa de 4.35 por ciento, que disminuyó a 1.10 puntos en el cuarto periodo del año.

En la región Centro Norte el desplome de este sector fue mayor, pasando de un crecimiento de 6.23 puntos porcentuales en el tercer trimestre de 2015 a una contracción de 6.69 por ciento en el trimestre octubre-diciembre del año pasado.

Por otro lado, la región Centro presentó un mayor dinamismo en relación al trimestre previo, como reflejo del crecimiento de algunas actividades vinculadas con la demanda interna, como algunas manufacturas dirigidas al consumo nacional, el comercio y los servicios.
La región Sur del país registró un virtual estancamiento con una tasa de 0.11 por ciento en el cuarto trimestre.

La región Centro está formada por Ciudad de México, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Morelos, Puebla, Querétaro y Tlaxcala; y el sur, Campeche, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán.

El reporte incluye también indicadores cualitativos, como la confianza de los consumidores y las perspectivas de los directivos empresariales.

El índice de la confianza de los consumidores continuó presentando niveles relativamente bajos durante el cuarto trimestre de 2015. Las regiones Norte y Centro mostraron niveles de confianza superiores al promedio nacional en el cuarto trimestre del año.

En todas las regiones, la mayoría de los directivos empresariales consultados esperan que la demanda de bienes y servicios se expanda durante el presente año. En consecuencia, los directivos entrevistados anticipan un crecimiento en el personal contratado y del acervo de capital invertido en las diferentes regiones.

En la región Norte, la mayoría de los directivos empresariales anticipa que la demanda en sus empresas se incremente durante los próximos doce meses. Esta expansión estaría impulsada tanto por factores externos, como internos, siendo estos últimos los de mayor relevancia.

Entre los factores externos destaca la expectativa de crecimiento de las exportaciones en los ramos automotriz, aeroespacial, equipo de cómputo e industria de las bebidas. Esta expectativa se sustenta en un mayor dinamismo esperado para la economía de Estados Unidos, así como en la puesta en marcha de nuevos proyectos de inversión extranjera en los sectores de equipo de transporte, bebidas y energía.

En cuanto a los factores internos, los directivos entrevistados recalcaron que las mejores condiciones crediticias, la apertura de nuevas tiendas y centros comerciales, el mayor dinamismo de las empresas exportadoras y un buen desempeño del mercado laboral continuarán reflejándose en el crecimiento del consumo interno.

Los directivos entrevistados también anticiparon que el sector servicios seguirá expandiéndose, especialmente en el turismo de negocios, médico y de placer procedentes del extranjero, lo cual atribuyeron a mejores estrategias de promoción, a la depreciación del peso y a una mejoría en la percepción de la seguridad pública.

* El autor es economista de la UANL, con Doctorado en la Escuela de Graduados de Administración y Dirección de Empresas (EGADE) del ITESM. Es profesor de la Facultad de Economía de la UANL y miembro del SNI-Conacyt.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.