Monterrey

Aspectos financieros al emprender una Startup

OPINIÓN. El tener una idea que implique innovación y que resuelva una necesidad en el mercado actual es todo un hito, pero implementar la idea y hacerla realidad cuidando la operación y las finanzas de este nuevo negocio, representa un nuevo nivel de reto al que debemos de prestar atención.
OPINIÓN
ACADÉMICA

TECNOLÓGICO 
DE MONTERREY

ALICIA FERNANDA
GALINDO MANRIQUE
25 abril 2016 9:30 Última actualización 25 abril 2016 9:36
Alicia Fernanda Galindo Manrique

Alicia Fernanda Galindo Manrique

Hoy en día hemos escuchado el tema relacionado con las nuevas generaciones de emprendedores y la creación de empresas llamadas “startups”. Estas empresas se caracterizan por tener un alto grado de innovación, tener modelos de negocios escalables, tener un alto contenido relacionado con la tecnología y son potencialmente pioneras en afectar un producto o sector de mercado.

El tener una idea que implique innovación y que resuelva una necesidad en el mercado actual es todo un hito, pero implementar la idea y hacerla realidad cuidando la operación y las finanzas de este nuevo negocio, representa un nuevo nivel de reto al que debemos de prestar atención.

Al emprender una empresa startup o de alto impacto uno de los factores que siempre se deja de lado es el cuidado de las finanzas de la empresa. Se entiende este comportamiento ya que lo principal en la implementación del negocio es concentrarse en la dinámica de la operación. Los indicadores financieros y su aplicación pueden ayudar a identificar focos rojos en la empresa y permiten tomar decisiones económicas que pueden llegar a salvar el florecimiento y crecimiento de una startup.

El emprendedor moderno debe cuidar la base financiera de cualquier negocio que desee emprender. Uno de los primeros aspectos que debe considerar es la planeación estratégica del negocio. Este modelo contempla realizar las siguientes acciones: definir la misión y visión de la empresa, detectar tendencias y mercados en el entorno de la empresa, conocer el estado interno del negocio, establecer objetivos generales y escalables, diseñar las estrategias y diseñar los planes estratégicos.

El segundo aspecto a considerar es el financiamiento. De acuerdo a la Asociación Mexicana de Capital Privado y Transactional Track Record, en un periodo de diez años los fondos de capital semilla y de riesgo pasaron de 3 a 30 en México (López, 2015) y el número de transacciones en el 2015 ha aumentado un 30%. Existen muchos fondos que están dispuestos a financiar ideas de negocio que sean escalables y que puedan potencializar su crecimiento en sectores de tecnologías de información, salud y bienestar social. Para que un inversionista externo decida voltear a ver cualquier idea de negocio es importante considerar lo siguiente: tener un plan de negocios, que la idea resuelva una necesidad, demostrar indicadores financieros que indiquen fortaleza económica, y tener a la mano información sobre el mercado (competencia directa).

El tercer aspecto son las métricas financieras. Tomas Tunguz socio de la revista Redpoint establece cinco indicadores financieros que se deben de tomar en cuenta para la operación de las startups:
Crecimiento de la utilidad: indica la rapidez con que la empresa puede crecer bajo la manera actual en que se hacen los negocios. Las proyecciones de la utilidad indican el potencial que tiene la empresa para crecer y esta medida es indispensable entenderla para poder saber el ciclo de vida que tiene la startup.

Utilidad neta que indica la diferencia entre ingresos y gastos. Indica también la cantidad mínima que una startup debe de tener para alcanzar a ser rentable.

Margen de utilidad: mide que tan caro es hacer un producto o servicio.
Se calcula quitándole al ingreso los costos de venta. Mide la rentabilidad de la empresa.

Margen de contribución que mide la utilidad por unidad sin considerar los costos fijos.

Periodo de cobranza: este indicador mide la eficiencia en las ventas, es una forma de revisar cómo la empresa puede tomar medidas agresivas en cuanto a marketing y ventas. Esta medida también es importante porque está relacionada al capital de trabajo de la empresa y puede ayudar a determinar si las políticas de cobranza son las adecuadas para poder recuperar las compras realizadas por los clientes.

Aunque una startup no sea una empresa tradicional es importante cuidar el manejo financiero del negocio ya que un descuido puede propiciar daños irreparables como la quiebra. Debemos tener claro que las métricas y los indicadores financieros son la base para tomar decisiones en una startup (y en cualquier negocio o empresa) y que éstas potencialicen su valor.

* La autora es profesora del Departamento Académico de Contabilidad y Finanzas del Campus Monterrey. Su correo electrónico es alicia.galindo@itesm.mx


Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.