Monterrey

Aprueba Congreso la Ley Inmobiliaria

Esta legislación dará certidumbre en la compra-venta de inmuebles.
JUAN ANTONIO LARA
jlara@elfinanciero.com.mx
29 septiembre 2016 10:45 Última actualización 29 septiembre 2016 10:47
Etiquetas
AMPI Monterrey

Socios de AMPI Monterrey acudieron al Congreso para presenciar la aprobación de la Ley Inmobiliaria.

El Congreso del Estado aprobó por unanimidad la Iniciativa de Ley para las Operaciones Inmobiliarias de Nuevo León que propuso
la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios de Monterrey (AMPI) desde hace 17 años.

Con esta ley se crea la licencia inmobiliaria, un instrumento que ya opera en 17 estados del país, y con el que se busca evitar fraudes
en la compra venta de propiedades.

Además, se crea también el Registro Estatal de Asesores Inmobiliarios, cuyo objetivo es regular las operaciones de estos profesionistas, así como el de establecer y operar las normas y principios para su trabajo.

Se estima que en Monterrey hay entre 6 mil y 8 mil corredores inmobiliarios, muchos de los cuales actúan de manera informal.

Esta iniciativa fue aprobada por 40 diputados de todos los partidos
políticos, quienes se ganaron el aplauso de los asistentes de AMPI
Monterrey que acudieron a la sesión de este miércoles. 

“Estamos muy contentos. Hoy es un día histórico no solamente para
el gremio inmobiliario, sino también para toda la sociedad, porque es una ley que protegerá el patrimonio de todas las familias e impulsará
la competitividad de Nuevo León”, dijo Eduardo Cervantes, ex presidente de AMPI Monterrey y uno de los impulsores de esta iniciativa.

Con esta Ley, Nuevo León se convierte en la décimo novena entidad que cuenta una legislación inmobiliaria, sumándose a estados como Baja CaliforniaCoahuila, Campeche, MorelosTabasco, Ciudad de México, ColimaSonora, San Luis PotosíVeracruz y Quintana Roo, entre otros.

“Esto representa un avance para el Estado”, señaló Jorge Paredes Guerra, presidente de la Federación Mundial de Profesionales
Inmobiliarios en México
.

Con esta ley se establece el Padrón Estatal de Agentes Inmobiliarios, el cual será operado por el Gobierno del Estado y
para su registro en el mismo se requerirá haber cumplido con una serie de cursos con el fin de garantizar que las personas inscritas en el mismo cuentan con el conocimiento suficiente en la materia.

De igual forma, mediante esta ley lo que se pretende es salvaguardar los derechos de los agentes inmobiliarios registrados, así como dar certeza al público en general que pueda requerir sus servicios, lo anterior mediante la imposición de algunas obligaciones que tienen
como fin dar certeza a los usuarios y a las operaciones inmobiliarias.

Otro de los propósitos que se persiguen con la presente ley es que el público en general pueda identificar a los agentes inmobiliarios
calificados, lo anterior con el fin de evitar abusos o que durante el proceso de la operación inmobiliaria sean sujetos de fraude.​