Monterrey

Ajustan la recaudación de los derechos de control
vehicular en 47% por arriba de lo aprobado
para 2016

Opinión. Y todavía le “informan” al Sr. Gobernador que la mayor recaudación es producto de la confianza de la población en el nuevo gobierno, de veras que ni la burla perdonan.
COMENTARIO ECONÓMICO

MARCO A. PÉREZ VALTIER
​mperezv@perezgongora.com
19 octubre 2016 12:7 Última actualización 19 octubre 2016 12:10
Marco A. Pérez Valtier

Marco A. Pérez Valtier

Ya se está haciendo costumbre que los reportes financieros que presenta la Tesorería del Estado, no solo difieren diametralmente de las notas de prensa que publican, sino también de las estimaciones originales que presentan al Congreso del Estado para su aprobación,
y si atendemos a las magnitudes de las desviaciones, la conclusión inequívoca es en el sentido de que no resulta creíble que sean “errores”
atribuibles a una estimación deficiente, sino que debe haber una acción
intencional de por medio.

El caso más evidente es el de la recaudación por concepto de
Derechos que realiza el Instituto de Control Vehicular, ya que en la iniciativa de Ley de Ingresos para 2016 que presentaron nuestras autoridades al Congreso Estatal para su aprobación, consignaba
que por este concepto se recaudarían 954.2 millones de pesos, pero en
el reporte de las finanzas al segundo trimestre del año, se reporta una
“ampliación” a la recaudación estimada de estos Derechos del orden de
los 447.8 millones de pesos, para llevarla a mil 402 millones de pesos, es decir, un aumento de 46.93 por ciento, desviación que a todas luces no se puede explicar fácilmente.

Si les damos el beneficio de la duda, y pensamos que su estimación de recaudación se quedó corta porque calcularon mal el mayor ingreso
proveniente del aumento en el cobro del Refrendo, el cual pasó de 20.9
cuotas (salarios mínimos) a 25 cuotas, lo que representa un aumento del 19.6 por ciento, aún se tiene que el “ajuste” al alza del 47 por ciento sobre la recaudación estimada, resulta inexplicablemente, muy superior.

Y todavía le “informan” al Sr. Gobernador que la mayor recaudación es producto de la confianza de la población en el nuevo gobierno, de veras
que ni la burla perdonan.

Otro rubro que merece aclaración, es el correspondiente a los Ingresos
que se reportan por concepto de “Financiamiento”, es decir, colocación
de deuda, ya que al segundo trimestre reportan una “Ampliación” en
este concepto de ingreso del orden de los 3 mil 150 millones de pesos, situación que riñe con la información presentada a los medios, en el sentido de que no solo no se había contratado nueva deuda, sino que se había amortizado, lo que representaba un desendeudamiento
neto.

Para finalizar con los “ajustes”, se tiene que en materia de Gasto, el Presupuesto aprobado por el Congreso local, el cual fue de 77.1 miles de millones de pesos, ya se “amplió” en 5.5 miles de millones de pesos, para llevarlo a 82.6 miles de millones de pesos, (7.1 por ciento más) sin que el Congreso haya sido debidamente informado y se expliquen no solo los motivos del sobregiro, sino el destino del mayor gasto, ya que en lo que se refiere al gasto de inversión, éste se ha llevado casi a cero.

Y todavía se habla de “ahorros”. Habrá que exigir mayor seriedad para el presupuesto 2017.

* El autor es especialista en estudios económicos y de finanzas públicas. Actualmente ocupa el cargo de Socio de Economía en Pérez Góngora y Asociados.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.