Monterrey

Ahorro voluntario para el retiro… ¿obligatorio?

OPINIÓN. Los trabajadores deben tomar decisiones de inversión ante una gran cantidad de alternativas. La gran cantidad de opciones y de información hacen que los trabajadores fallen en tomar decisiones para su retiro y se vayan por la opción predeterminada.
OPINIÓN ACADÉMICA TECNOLÓGICO DE MONTERREY
Rodolfo Rodríguez
04 septiembre 2017 9:41 Última actualización 04 septiembre 2017 9:41
 [El presidente de la Consar aclaró que no se agregará una nueva comisión al ahorro para el retiro. / Cortesía]  

[La Consar señaló que en los próximos meses continuará la volatilidad/Bloomberg]

Estudios sobre el sistema de ahorro para el retiro mexicano han proyectado que los trabajadores que se pensionen bajo el nuevo sistema tendrán una menor pensión que quienes lo hagan bajo la ley anterior.

Para mejorar esta expectativa se deben establecer las condiciones que maximicen la rentabilidad de las inversiones e incrementen las aportaciones. Sin embargo, algunos aspectos del comportamiento humano influyen en las decisiones de los trabajadores y evitan que se logren los mejores resultados.

A partir de finales de la década de los setentas se incorporaron aspectos de la psicología a la economía y surgió una nueva corriente llamada Economía Conductual. Con esta nueva corriente se han analizado ciertos fenómenos que, desde el punto de vista de la economía neoclásica, representan un comportamiento irracional, ya que los individuos no actúan en búsqueda de maximizar su utilidad.

Waldo Tapia y Juan Yermo, directivos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) han analizado, desde la perspectiva de la Economía Conductual, las decisiones que las personas toman respecto a su ahorro para el retiro. Estos investigadores han documentado algunos de los fenómenos que afectan las decisiones en los sistemas de pensiones, entre los que se encuentran, el exceso de información, cambio en las preferencias, decisiones heurísticas, exceso de confianza, efectos de forma e inercia y dilación.

Los trabajadores deben tomar decisiones de inversión ante una gran cantidad de alternativas. La gran cantidad de opciones y de información hacen que los trabajadores fallen en tomar decisiones para su retiro y se vayan por la opción predeterminada.

Otro factor del comportamiento que afecta las decisiones de inversiones de ahorros para el retiro es la indefinición o cambio en las preferencias.

Muchos trabajadores eligen con base en lo que hacen los demás, abandonando su elección original o incluso no llegan a tener una elección inicial basada en sus preferencias.

La información sobre fondos para el retiro es tan compleja que las personas buscan formas rápidas o “reglas de dedo” para tomar decisiones que, después de un análisis más profundo, resultan no ser tan racionales. Una regla que los trabajadores utilizan es elegir la administradora por el nombre de la empresa y su reputación y no por sus resultados.

Algunas personas sobreestiman sus conocimientos y habilidades para tomar decisiones sobre inversiones y al final se basan en conjeturas erróneas.

La manera en que se presenta la información afecta la toma de decisiones de los trabajadores. El orden en que se presenta la información, si los resultados son en dinero o en porcentaje o si la información es de corto o largo plazo son algunos de los efectos de forma que afectan la elección.

Los individuos prefieren no hacer cambios a su situación actual y posponen la decisión para el futuro, con lo cual, las inversiones se tornan no óptimas. La postergación de sus decisiones se acentúa porque dan mayor peso a los costos actuales de tomarlas y menor a los beneficios futuros de hacerlo. Aun cuando los trabajadores están conscientes de los beneficios de ahorrar para su retiro no lo llevan a cabo.

Mejorar los rendimientos de las inversiones incrementaría el monto de las pensiones pero aumentar las aportaciones tendría un efecto más importante. Por ello, la Comisión Nacional de Ahorro para el Retiro (CONSAR) y las Administradoras de Fondos para el Retiro (AFORES) han hecho un esfuerzo por incrementar el ahorro voluntario y, aunque se ha elevado, no ha llegado a los niveles necesarios para mejorar sustancialmente la tasa de reemplazo.

Una forma de lidiar con los efectos del fenómeno de inercia y dilación en el ahorro voluntario es el plan propuesto por los investigadores Richard Thaler y Shlomo Benartzi, llamado “Save More Tomorrow” (Ahorra Más Mañana). Save More Tomorrow reduce las decisiones de ahorro voluntario a una única decisión en la cual el trabajador acepta un plan para que su ahorro voluntario crezca conforme lo hacen sus ingresos hasta llegar a un porcentaje adecuado de su sueldo. El tener una única decisión planteada formalmente reduce el efecto de dilación y, con el fenómeno de inercia, pocos trabajadores abandonan el plan de ahorro voluntario creciente.

Un plan como este puede ser planteado por la CONSAR y difundido por las AFORES para incrementar el ahorro voluntario. Así, los trabajadores nos obligaríamos a realizar un ahorro voluntario que complemente nuestro fondo para el retiro.

El autor es profesor del Departamento Académico de Contabilidad y Finanzas del Campus Monterrey. rodolfo_rodriguez@itesm.mx 

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.