Monterrey

Agenda bipartidista México-Estados Unidos

OPINIÓN. El TPP es un acuerdo comercial que reducirá más de 18 mil impuestos en forma de tarifas en productos fabricados entre sus países miembros.
VISIÓN 
CONGRESISTA

HENRY
CUÉLLAR
23 mayo 2016 10:24 Última actualización 23 mayo 2016 10:37
Henry Cuéllar

Henry Cuéllar

Los Estados Unidos (EU) y México, dos países sumamente importantes en la economía global que disfrutamos de una relación vigorosa que transciende barreras geográficas. Y a pesar de algunas declaraciones insulsas de Donald Trump, México debe saber que EU está completamente dedicado al fortalecimiento de esta asociación.

A principios de este mes, participé en un viaje compuesto por una delegación bipartidista de miembros de la Cámara de Representantes de EU, y encabezado por nuestra líder demócrata Nancy Pelosi, viajamos a México, Perú y Chile para reunirnos con oficiales y hablar sobre temas de la seguridad, comercio internacional, migración y derechos humanos.

Estos tres países son parte de las 12 naciones -que incluyendo los EU- forman el Acuerdo Transpacífico (TPP por sus siglas en ingles).

El TPP es un acuerdo comercial que reducirá más de 18 mil impuestos en forma de tarifas en productos fabricados entre sus países miembros.

En México, acordamos con el Presidente Enrique Peña Nieto; la Secretaria de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu; los miembros del Congreso de México; el Director General para Asia, Oceanía y Organismos Multilaterales de la Secretaría de Economía, Roberto Zapata; y con miembros del público.

Uno de los temas principales de nuestras discusiones fue el posible impacto económico del TPP en las economías de EU, México y América del Sur.

El verano pasado, también fui uno de 28 demócratas en la Cámara de Representantes de Estado Unidos que votó por la Autoridad de la Promoción Comercial (TPA), porque sé que el TPP tiene el potencial para mejorar la forma en que EU hace negocios con nuestro socios en América Latina y con los mercados emergentes en Asia.

El TPP agiliza procedimientos y reduce burocracia en aduanas para el comercio internacional. Eso ayudará a nuestros fabricantes, a nuestros agricultores y a nuestras pequeñas empresas a competir y ganar en los mercados globales de hoy.

El TPP podrá impulsar las exportaciones de EU por casi 124 millones de dólares para el 2025. Y Laredo, siendo el puerto interior más grande del país, podrá beneficiarse enormemente con este acuerdo.

El TPP tiene el poder de elevar los estándares de las empresas, los trabajadores y los agricultores de EU y México a nuevos mercados y también proporciona una oportunidad para construir sobre los éxitos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA), un acuerdo que ha transformado de manera positiva a nuestras comunidades en ambos lados de la frontera.

Bajo el TPP, México y EU, tendrán acceso preferencial a nuevos y crecientes mercados en países como Vietnam y Malasia, con los que actualmente no tenemos tratados de libre comercio, y también aumentará accesos a mercados más establecidos como Japón, con el que EU tampoco mantiene acuerdos de libre comercio.

Con la aprobación del TPP, y sin dejar de apoyar a los acuerdos de libre comercio y la racionalización de los procedimientos aduaneros, seguiremos viendo el crecimiento económico y mantendremos nuestra posición como uno de los centros más competitivos del comercio internacional.

Durante las pláticas en México, también discutimos las formas en las que podemos mejorar el proceso migratorio. EU quiere trabajar con México y América Central en este asunto. Por eso, esta semana, la Primera Dama de Honduras, Rosalinda Ana García de Hernández, aceptó mi invitación y visitó a Laredo, Texas, donde recorrió las instalaciones de la Patrulla Fronteriza de EU y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) en la frontera. También recorrió instalaciones similares en Houston y San Antonio a principios de esta semana. La visita de la Primera Dama era importante para que ella y su delegación hondureña vieran cómo EU honra y defiende los derechos de los migrantes; mientras continúa con la tradición de brindar a todos la oportunidad de presentar sus casos en los tribunales federales de inmigración.

Finalmente, anoto, que en diciembre del año pasado, el Congreso de EU asignó 750 millones de dólares para ayudar al Triángulo del Norte (Guatemala, Honduras y El Salvador) en Centroamérica,
específicamente para identificar y atacar este tema desde su núcleo.
México, en su frontera Sur con Guatemala, ha desempeñado un papel crucial en la ayuda al disuadir esta forma de migración peligrosa.

México es nuestro vecino y tenemos que seguir manteniendo fuertes alianzas para que ambos países prosperen.

* El autor es congresista demócrata por el distrito 28 de Texas, donde fue legislador por 14 años y Secretario de Estado. Actualmente cumple su sexto mandato en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, es parte del Comité de Asignaciones de la Cámara de Re- presentantes. También es miembro del Vice-comité de Asignaciones del Departamento de Seguridad Nacional y considerado uno de los hispanos más influyentes

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.