Monterrey

Acereras coreanas buscan vender en México sin arancel

Hyundai Steel está pidiendo un aumento en su tope de cuota de exportación a México, el cual surgió como resultado de la determinación por la Unidad de Prácticas Comerciales Internacionales de la Secretaría de Economía por realizar dicha empresa coreana prácticas comerciales desleales.
Redacción
30 mayo 2016 11:58 Última actualización 30 mayo 2016 11:58
acero

(Bloomberg)

Mientras que las empresas coreanas Hyundai Steel y Posco están solicitando que en México se le cancelen las cuotas compensatorias ya impuestas por el Gobierno, la semana pasada el Departamento de Comercio de Estados Unidos (EU) les asignó a estas mismas compañías cuotas compensatorias del 47.8 y 31.73 por ciento, respectivamente, por realizar prácticas de dumping.

Hyundai Steel está pidiendo un aumento en su tope de cuota de exportación a México, el cual surgió como resultado de la determinación por la Unidad de Prácticas Comerciales Internacionales de la Secretaría de Economía por realizar dicha empresa coreana prácticas comerciales desleales.

Lo anterior, de acuerdo con varios empresarios del sector acero en México, representa una fuerte amenaza para la industria nacional, ya de por sí fuertemente golpeada por las importaciones de acero proveniente de Asia.

“Esta empresa (Hyundai Steel) está pidiendo que en México se le exonere, mientras que en Estados Unidos le imponen cuotas compensatorias por las mismas prácticas”, advirtió una fuente del sector acerero que pidió el anonimato.

Detalló que, “si se revocara la disposición establecida por México hace 3 años, se corre el riesgo de que el acero coreano que no podrá ingresar a EU, Hyundai y Posco lo desplacen a México, lo que sería un retroceso e iría invariablemente en detrimento de la industria nacional”.

EN MÉXICO, TODO A MODO
Mientras que en EU tiene cuotas compensatorias del 48 por ciento, en México, Hyundai Steel pide que no se le impongan.

Además, de acuerdo con el Diario Oficial de la Federación (DOF), Hyundai Steel solicitó a la Secretaría de Economía (SE) aumentar su cuota de 20 mil a 25 mil toneladas métricas este año, de 25 mil a 50 mil en 2017 y de 30 mil a 65 mil en 2018, a fin de cubrir las necesidades de producción de KIA.

Hyundai también señala que ninguna acerera en México tiene la capacidad de suministrar a KIA productos de acero automotriz y que para ello, antes deben superar las estrictas pruebas de calidad de la armadora automotriz.

Sin embargo, fuentes del sector aclaran que con lo que suministra la industria acerera en México, más las importaciones de Hyundai, se cubren perfectamente las necesidades de acero automotriz que demandan las armadoras en el país, incluyendo a KIA, por lo que no se justifica el que se esté solicitando incrementar las exportaciones al País.
Subrayaron que empresas acereras en México ya están certificadas para suministrar acero automotriz a diversos fabricantes de autos que operan en México, entre ellas KIA.

No obstante, Hyundai reconoce como otra causa de su petición de mayor cupo la intención de abastecer el mercado comercial, incluso un mayor volumen que al que planean destinar a su planta armadora.
Esta pretensión, agregaron las fuentes consultadas que pidieron el anonimato, confirma que la finalidad de Hyundai Steel no es necesariamente surtir de material a KIA en su planta en México.

“Da la impresión que se está aprovechando del tema KIA para vender material haciendo dumping a terceros que nada tienen que ver con KIA ni con la industria automotriz, con el consecuente riesgo para la automotriz mexicana”, criticó otro empresario.