Monterrey

Abrirá Evco Plastics otra planta en México

La firma dedicada a productos de inyección de plástico considera instalar su cuarta planta en territorio nacional a partir del siguiente año, de acuerdo con directivos.
Arturo Bárcenas
22 junio 2014 20:25 Última actualización 23 junio 2014 5:0
Botellas de plástico. (Bloomberg/Archivo)

Industria del plástico

MONTERREY.- La empresa de productos de inyección de plástico Evco Plastics, que opera tres plantas en México, dos en Monterrey y una en Ciudad Juárez, está considerando abrir una cuarta planta en nuestro país, señalaron directivos de la compañía.

“En algún momento dado, vamos a abrir una cuarta planta en México. Pero no va a ser el próximo año”, indicó Dale Evans, presidente de la compañía con sede en DeForest, Wisconsin, de acuerdo a Plastics News, sitio especialista del sector.

“Probablemente vamos a analizar instalarla en El Bajío”, dijo Carlos González, director de ventas de Evco Plastics de México, dado que ésta es una región industrial en rápida expansión en el norte-centro de México.

Destacó que esto no puede ser el fin del crecimiento de Evco al sur de la frontera con Estados Unidos, donde ya tiene tres plantas en México, que se abrieron entre el 2001 y 2007.

Las plantas mexicanas representan ahora entre el 30 y 35 por ciento de los ingresos anuales consolidados de la empresa.

“Tenemos que pensar en una quinta planta y sería en México también”, dijo Humberto Garza Dávila, presidente de la filial mexicana que es también uno de los dos socios de Dale Evans en México.

Según Evans, las operaciones de Evco México están creciendo a un ritmo de 20 por ciento al año, mientras que en Estados Unidos el crecimiento es cercano al 12 por ciento.

Evco tiene nueve plantas en Estados Unidos, México y China.
Una de las plantas regiomontana, inaugurada en 2001, cubre 72 mil metros cuadrados y emplea a 53 operadores de máquinas y 23 técnicos, divididos entre técnicos de máquinas y herramientas. La planta cuenta con tres turnos al día, seis días a la semana.

Alfredo Elizondo Decanini, director de operaciones en Monterrey, ha supervisado la introducción de lo que describió como “un proceso de fabricación sencillo y equilibrado”, cuyos elementos incluyen un sistema de monitoreo de producción Syscon-PlantStar y un sistema de nivelación de producción.

“Tuvimos la ayuda por tres meses para establecer el sistema, que ha estado en nuestras manos durante tres años”, dijo Elizondo. “Tenemos 50 diferentes indicadores de eficiencia para esta instalación”, agregó.
“Nuestros clientes globales exigen el mismo sistema de fabricación y la misma calidad” en todas las plantas, agregó González Jr., que explica la presencia de PlantStar.

“Sabíamos que teníamos que hacer algo diferente después de la crisis económica de 2008”, dijo. “Lo hicimos para tratar de reducir los costos y dar a nuestros clientes más valor”.

Evans dijo nuevos negocios por 40 millones de dólares serán manejados por Evco en Estados Unidos, México y China en los próximos 12 a 18 meses.

Tener socios mexicanos ha pagado dividendos a Evco de muchas maneras, pero sobre todo cuando se trata de retener al personal. Las fábricas de en Monterrey no se encuentran dentro de los parques industriales, donde se encuentran la mayoría de las operaciones de las firmas multinacionales, sino que están en una zona residencial.

“Nosotros nos encargamos de nuestra gente. Les damos salarios y condiciones de trabajo buenas. Invertimos mucho dinero y tiempo en el entrenamiento. El dos por ciento de la facturación de Evco México se destina a capacitación”, dijo Carlos González.

Garza Dávila dijo que Evco ha aprendido a “aprovechar las instituciones en México que cuentan con programas de capacitación. Estamos a punto de firmar un acuerdo con CIQA (Centro de Investigación en Química Aplicada). Nos pueden ayudar con las herramientas, moldeo por inyección, los nuevos compuestos, etcétera, a través de la investigación que han hecho en los plásticos”.

Él dijo que será el primer acuerdo de este tipo entre el CIQA financiado por el gobierno y un procesador de plásticos en el estado de Nuevo León.