Monterrey

Abre Hacienda la posibilidad de "blanquear" dinero de procedencia ilícita

OPINIÓN. La puerta para “blanquear” ingresos de procedencia ilícita, ya estaba abierta (una vez más) desde enero de este año, y estará abierta hasta el 30 de junio, producto de la reforma fiscal y no de esta coyuntura de los “Panamá Papers”.
COMENTARIO
ECONÓMICO

MARCO A.
PÉREZ
VALTIER
13 abril 2016 9:51 Última actualización 13 abril 2016 10:1
Marco A. Pérez Valtier

Marco A. Pérez Valtier

A raíz del escándalo suscitado por la difusión de los más de once millones de registros confidenciales que fueron “hackeados” a la firma Panameña de Abogados Mossack Fonseca, que revela los nombres de los clientes que solicitaron la constitución de empresas “Offshore” en paraísos fiscales, con el principal objetivo de ocultar ingresos, transfiriéndolos a estas empresas, sin que presumiblemente hayan pagado el impuesto sobre la renta en sus respectivos países de origen, el jefe del Servicio de Administración Tributaria, (SAT) en nuestro país, declaró recientemente que si algún mexicano se encuentra en esta situación, puede repatriar sus recursos con el correspondiente pago del impuesto, sin que exista el riesgo de ser auditado.

Bueno, la verdad, es que esto no fue una ocurrencia del jefe del SAT, ya que la reforma tributaria vigente para este año 2016, incluyó precisamente este beneficio de la repatriación de capitales que se hayan mantenido fuera del país hasta el 31 de diciembre del 2014, beneficio que estará vigente hasta el 30 de junio de este año, y que aplica, en principio, a los ingresos derivados de inversiones fuera del país, ya sean dividendos, intereses, o ganancia cambiaria, entre otros.

En materia del principal o de la inversión que generó los ingresos o las ganancias anteriores, la disposición señala que si en su momento no se pagó el impuesto sobre la renta correspondiente, se pueden acoger al procedimiento ya señalado, es decir, a pagar el impuesto sobre la renta, sin multas, ni recargos, con lo que quedaría totalmente regularizada la situación fiscal del contribuyente, legalizando los ingresos repatriados.

Como podemos apreciar, la puerta para “blanquear” ingresos de procedencia ilícita, ya estaba abierta (una vez más) desde enero de este año, y estará abierta hasta el 30 de junio, producto de la reforma fiscal y no de esta coyuntura de los “Panamá Papers”.

Lo que nuestras autoridades hacendarias deben entender, es que en la medida en que sigan otorgando programas de estímulo y facilidades a la repatriación de capitales, lo que fomentan es precisamente la salida del país de los recursos que se generan por actividades ilícitas, ilegales o delictuosas, buscando posteriormente una oportunidad para “aprovechar” algún programa de repatriación mediante el cual se legaliza y de “blanquea” el dinero de origen delictuoso.

En lo que se refiere a la situación del contratista favorito de Peña Nieto, Hinojosa Cantú, dueño de la Constructora Higa, que construyó la Casa Blanca y la casa del Secretario Videgaray, y además, ganadora del concurso para construir el acueducto Monterrey VI, se sabe que transfirió más de 100 millones de dólares en una red financiera a través de diversos países, luego de que se diera a conocer la indagación sobre la “Casa Blanca”.

En los movimientos se utilizaron los nombres de Dora Patricia Cantú Moreno y María Teresa Cubria Cavazos, madre y suegra de Hinojosa, respectivamente, por lo que luce difícil que se pueda acoger al programa de repatriación de capitales.

Seguiremos informando de los avances que se tengan.

* El autor es especialista en estudios económicos y de finanzas públicas. Actualmente ocupa el cargo de Socio Economía en Pérez Góngora y Asociados.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.