Mis Finanzas

4 verdades que nadie te ha dicho del Buen Fin

Especialistas consultados te sugieren algunas de las cosas que deberás considerar antes de despilfarrar tu dinero en las promociones que te ofrecen las tiendas.
Darinka Rodríguez
14 noviembre 2014 16:55 Última actualización 14 noviembre 2014 16:55
Desde la madrugada del viernes, cientos de personas abarrotaron los centros comerciales en busca de las mejores ofertas. (Cuartoscuro)

Desde la madrugada del viernes, cientos de personas abarrotaron los centros comerciales en busca de las mejores ofertas. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- El Buen Fin no es para todos, pues para quienes cuentan con una deuda acumulada en sus tarjetas de crédito o están ‘al límite’ en su capacidad de pago, una compra más puede desatar el sobrendeudamiento e impago. Incluso, aunque se trate de compras a meses sin intereses.

De acuerdo con especialistas consultados, estas son las cuatro cosas que debes tomar en cuenta antes de hacer una compra este el Buen Fin y que pocas instituciones te han dicho que evalúes.

Checa qué tan protegido y lejos estás de caer en impago.

1. Los intereses ocultos de los meses sin intereses

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), indicó que por lo menos 50 por ciento de las compras en el Buen Fin se harán a meses sin intereses.

Sin embargo, Gianco Abundiz, especialista en finanzas personales, dijo que antes de adquirir un producto y diferirlo a meses sin intereses, se considere la opción de preguntar el precio del mismo artículo en pago al contado.

“Lo que muchas veces sucede es que si se paga de contado, el precio suele ser menor que si sumas la totalidad de los pagos diferidos, es decir que los intereses están ‘escondidos’ y va desde las compras más sencillas hasta objetos como autos”, expuso Abundiz.

2. Peligroso, salir sin un balance de deudas

Antes de salir corriendo a adquirir la promoción de la nueva pantalla plana con conexión a internet, los especialistas recomiendan revisar el último estado de cuenta y checar el monto mínimo a pagar y el saldo total.

Ana Cortés, fundadora de la compañía de educación financiera Creadores de Éxitos, señaló que salir a comprar sin un balance previo de deudas, es peligroso para las finanzas familiares.

“Lo primero que hay que preguntarse es cuántas deudas tengo y cómo las estoy pagando, si el resultado nos da un dato positivo, entonces sí tenemos que detenernos a pensar qué tipo de deuda podemos adquirir”, apuntó.

3. La mayor parte de los gastos en el Buen Fin no son por necesidad

Tener la tentación a la mano puede hacernos caer en deudas innecesarias.

“Si tú entras a una tienda y no traes tu tarjeta de crédito no lo vas a comprar, si es algo importante, puedes ir a tu casa y regresar a comprarlo porque es de necesidad. La inmensa cantidad de gastos que hacemos en el Buen Fin no son de necesidad”, dijo Abundiz.

De acuerdo con una encuesta de Samsung, 30 por ciento de los mexicanos deciden realizar varias compras importantes durante el Buen Fin y de este porcentaje, 25 por ciento mencionó que adquiere una TV como primer artículo; una Tablet como tercera opción; en quinto lugar un smartphone y en octava posición, algún artículo de línea blanca.

4. Una línea de crédito amplia no es sinónimo de riqueza

Como regla general, los especialistas recomiendan no tener más de dos tarjetas de crédito y una tarjeta departamental.

“Si tú ganas diez mil pesos, entre todas tus tarjetas no puedes tener más de 40 mil pesos; esa proporción normalmente no es de 4 a 1, sino de 7 y hasta de 10 a 1. Si te vas al tope y tu pago mínimo es de ocho mil pesos es imposible vivir con dos mil pesos más que sacando nuevos créditos”, explicó Abundiz.