Mis Finanzas

Vendieron mi deuda, ¿ahora qué hago?

La ruta para liquidar pasivos con las instituciones otorgantes de crédito, implica analizar la situación presente de tu deuda, pues al dejarla de pagarla por tres meses pudo haber sido vendida a un tercero. Verifica si este es el caso, qué despacho es el adquiriente y completa el pago. Busca asesoría y apoyo de la Condusef.
Darinka Rodríguez
07 septiembre 2014 23:24 Última actualización 08 septiembre 2014 11:39
Finanzas Personales.

El usuario debe cerciorarse con el banco o acreedor del crédito que efectivamente su cartera fue vendida. (Sabina Iglesias)

CIUDAD DE MÉXICO.- Cuando Arturo se acercó al banco para reestructurar su deuda, se encontró con que ésta había sido trasladada a un despacho particular. “Me tardé mucho tiempo en decidir arreglar mi deuda y ahora me dicen que tengo que solucionarlo con otra persona”, dijo en consulta.

De acuerdo con el artículo 27 Bis de la Ley para regular las sociedades de información crediticia, “cuando la cartera de crédito se haya vendido o cedido a otro usuario, el comprador o cesionario tendrá la obligación de actualizar ante la Sociedad los registros relativos al crédito vendido o cedido”.

Ángel González, presidente de la Organización Nacional de la Defensa del Deudor, expuso en entrevista que Bancomer y Santander venden aproximadamente 30 por ciento de su cartera vencida; en tanto, Banamex y HSBC venden entre 10 y 15 por ciento de la cartera que ha caído en impago.


“Es muy importante verificar y después ser muy cautos al momento de negociar, pues los despachos no están regulados por la Condusef o la Profeco y se encuentran en un limbo legal”, indicó.

Por su parte, Wolfgang Erdhart, vocero de Buró de Crédito, explicó que la cartera vencida de los usuarios que tienen más de 90 días sin pagar son las susceptibles a ser vendidas a las administradoras de cartera.  “En el historial crediticio se puede verificar si la cartera ya no le pertenece al primer otorgante y verificar en el directorio de adquirientes para poder hacer una nueva negociación”, señaló en entrevista.

Mario Di Costanzo, presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), indicó que antes de que se emitan las nuevas reglas de cobranza contempladas en la Reforma Financiera, el usuario debe cerciorarse con el banco o acreedor del crédito que efectivamente su cartera fue vendida para poder saldarla con el adquiriente.

“Recomendamos que se acerquen a la Condusef y que el trato se haga en presencia de un conciliador para que nosotros nos cercioremos que haya un documento que certifique o compruebe que la deuda fue saldada y por tanto quede efectivamente liquidada”, dijo.

¿QUÉ HACER?

Antes de realizar cualquier pago, es importante que el deudor verifique a quién le pertenece la deuda, pues hay muchos despachos de cobranza que pueden aducir que la cartera está vencida y que les pertenece, cuando en realidad sigue siendo propiedad del banco, o que se ofrezcan quitas que no se respeten. “Lo ideal cuando se ha vendido es no negociar quitas, sino pagar el total, pues hemos detectado que cuando esto ocurre, luego no respetan el pago de la deuda; también obtener una carta finiquito”, expuso González.

Los especialistas hicieron hincapié en destacar que el historial crediticio quedará con una mala nota aún cuando se cubra el saldo total de la deuda, pues la institución otorgante mantiene la calificación.

“Es importante que se asesoren ante la Condusef para que el acuerdo no sea desconocido y que el despacho que está gestionando la deuda tenga la cartera de la institución que dice representar; también que los acuerdos se lleven a cabo de forma escrita y no sólo de voz”, dijo Di Costanzo.

TIPS

Verifica el estado de tu crédito. Antes de tomar cualquier decisión, revisa tu estado en el Buró de Crédito.

Consulta la lista de adquirientes. Revisa el nombre del adquiriente en esta lista. http://www.burodecredito.com.mx/directorio-adquirientes.html

Crea un plan de ahorro. En un estado avanzado de impago, es probable que no puedas negociar una quita.

No te confíes. Aún cuando la relación con el otorgante de crédito haya terminado, debes finalizar el pago.