Mis Finanzas

¿Un auto nuevo o usado? Estas son las ventajas
y desventajas

Si tu auto se verá afectado por el nuevo Hoy No Circula y has pensado en comprar otro, te invitamos a tomar en cuenta estos puntos antes de decidir si optas por un vehículo nuevo o usado.
Redacción
23 junio 2014 14:9 Última actualización 23 junio 2014 15:47
ilustración

(ilustración

Si tu auto es uno de los que perderá un día de circulación en la Ciudad de México y área metropolitana por tener más de 9 años de antigüedad este 1 de julio, te presentamos las ventajas y desventajas de comprar un auto nuevo o usado antes de tomar una decisión de acuerdo con las recomendaciones de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

1. Checa tu presupuesto

Lo primero antes de comprar un auto nuevo o usado es revisar tu presupuesto, pues la decisión deberá depender de tus responsabilidades financieras.

2. Características del auto

El segundo punto a analizar debe ser considerar algunas características del vehículo, como tamaño, número de personas a transportar, espacio de carga, medidas de seguridad, distancia de los viajes para el que lo planeas usar y el rendimiento del combustible que buscas tener.

3. Seguro

Un punto que no debes olvidar cuando evalúes comprar un auto es el seguro, pues ya sea nuevo o usado, para asegurar tu vehículo deberás desembolsar una cantidad importante.


VENTAJAS DE UN AUTO USADO

- Precio y costos. Su compra es más accesible no sólo porque el precio es menor, sino porque los gastos relacionados como seguro y tenencia son también más bajos.

- Depreciación. Quien lo compró nuevo absorbió el impacto de la depreciación, por lo que si en algún momento decides venderlo, la diferencia con respecto a lo que pagaste no será tan radical.

- Mantenimiento. “Una vez vencida la garantía, no te verás obligado a llevarlo a la agencia automotriz para mantenerla, lo que te permitirá acceder a los servicios de mantenimiento con otro proveedor y encontrar un mejor precio”, según Profeco.

DESVENTAJAS

- Mantenimiento. Es posible que por el uso y la antigüedad presente problemas mecánicos, eléctricos o de otro tipo, los cuales deberás cubrir, pues es muy probable que la garantía ya no esté vigente.

- Historia del vehículo. No sabes si sufrió un choque o alguna reparación mayor, que a simple vista no puede percibirse, pero que pudiera afectar su funcionamiento. A esto habrá que sumarle que tampoco sabrás las condiciones de uso ni el mantenimiento que el o los propietarios le dieron.

- Avances tecnológicos. Debido a que el vehículo se fabricó hace años, no contará con los avances en términos de seguridad y consumo de combustible, entre otros.

Si ya decidiste comprar un auto usado puedes adquirirlo no sólo con un particular, sino también en lotes en los que se ofrecen autos usados o en las secciones de autos seminuevos de las agencias automotrices.

Al comprarlo, el proveedor tiene obligación de entregarte factura, recibo o comprobante en el que consten los datos específicos de la comercialización y que acredite la propiedad del vehículo usado.


VENTAJAS DE UN AUTO NUEVO

- Garantía. En caso de cualquier desperfecto, la agencia te da la garantía de reparación.

- Mantenimiento. No requerirá mantenimiento hasta después de los primeros 10 mil o 15 mil km (según la marca).

- Avances tecnológicos. Contará con los más recientes avances tecnológicos en materia de seguridad y consumo de combustible, entre otros.

DESVENTAJAS

- Precio y costos relacionados. Tendrás que pagar un precio mayor por la adquisición del auto, junto con costos mayores por el seguro de daños.

- Depreciación. Si decides venderlo, tendrás que hacerlo a un precio menor del que originalmente lo adquiriste.

- Garantía. Si no sigues las recomendaciones del fabricante en cuanto al cuidado del auto, es probable que el coche deje de estar cubierto por la garantía.

- Mantenimiento. Para conservar la garantía, deberás llevarlo a que le realicen los servicios de mantenimiento en la agencia, lo que implicará un costo relativamente más elevado.

El vendedor debe entregarte factura, recibo o comprobante en el que consten los datos específicos de comercialización del vehículo nuevo.