Mis Finanzas

Transición energética, ¡renta un auto!

Evalúa y decide. Si estás pensando en comprar un auto nuevo para circular diario y evalúas incluso adquirir uno eléctrico, analiza la opción de arrendarlo. En el caso de los vehículos tradicionales, el costo promedio de uno ejecutivo ronda los seis mil pesos, según LeasePlan.
Eduardo Aguilar
22 junio 2016 22:34 Última actualización 23 junio 2016 8:24
autos

La renta de un auto puede ser una gran opción para aminorar el costo de adquirir uno.(Alejandro Gómez)

Las contingencias ambientales y el ascenso en la producción y uso de vehículos eléctricos e híbridos abren una oportunidad para arrendar.
“Es el momento ideal para contratar un esquema de esta naturaleza”, consideró Iván Vázquez, presidente de la Asociación Protege.
Explicó que la vida útil de un auto nuevo personal es de alrededor de diez años, según el uso.

En tanto, las nuevas disposiciones ambientales hacen que no sea conveniente tener un auto viejo, haciendo factible que los híbridos y eléctricos tiendan a popularizarse. “Entonces este puede ser el momento ideal para sacar un auto por sólo dos o tres años vía arrendamiento”, dijo.

Sobre las ventajas que este esquema tiene respecto de la compra, el experto señaló que un auto de uso personal no suele ser una inversión, por lo que el arrendamiento puro puede ser una gran opción para aminorar el costo de adquirir un vehículo.

TIPS
Analiza el uso que le darás al vehículo que deseas adquirir y compara los gastos que efectuarías en caso de comprar uno nuevo o arrendarlo.

Si decides arrendar un auto, compara la cobertura y los paquetes de servicio ofrecidos, así como las restricciones tales como los kilómetros utilizados.

No olvides considerar ventajas del arrendamiento como las fiscales y las relacionadas con emisiones contaminantes si decides adquirir un auto híbrido o eléctrico.

“Si realmente lo necesitas cotidianamente para ir a trabajar y es imperioso, el arrendamiento puro es una buena alternativa. Si lo vas a sacar sólo los fines de semana tal vez convendría analizar servicios de renta tradicional”, apuntó.

En México hay diversas empresas como Leasy, LeasePlan y AVIS, además de marcas de automóviles como VW y Ford que ofrecen este servicio, sin embargo algunos de ellos se enfocan solamente en personas morales o físicas con actividad empresarial, lo cual puede ser una gran herramienta para las Pymes.

El mercado de arrendamiento vehicular es una alternativa más barata para la renovación de automóviles particulares y flotillas empresariales. Esta opción es muy popular en Europa y Estados Unidos pero en el país no ha generado la tracción esperada.

El arrendamiento puro o leasing ofrece al dueño la posibilidad de rentar un auto durante cierto periodo, generalmente entre uno y cuatro años, pagando una cuota mensual. Al final del periodo estipulado ofrece la posibilidad de comprar el auto o arrendar un vehículo nuevo.

Uno de los mayores beneficios de este esquema es que las cuotas menores a seis mil pesos son deducibles de impuestos, así como aquellas por concepto de servicios, en caso de no estar incluidas en el plan.

Hay productos de arrendamiento Full Service que incluyen alta y baja de placas, tenencia, servicios, cambio de llantas, seguro y multas por una renta fija mensual.