Mis Finanzas

Trabajo a distancia,
los ahorros de
la movilidad

Laborar desde casa puede beneficiar a empleadores y ocupados, al implicar ahorros operativos para los primeros y de movilidad para los segundos. Pero se requerirán inversiones en herramientas de comunicación.
Darinka Rodríguez
20 agosto 2014 21:18 Última actualización 21 agosto 2014 5:0
Trabajo a distancia

El trabajo a distancia es un modelo que debe adecuarse a las necesidades de cada empresa. (Alejandro Gómez)

CIUDAD DE MÉXICO.- El trabajo en la oficina no lo es todo, sobre todo si los empleados pierden productividad, tiempo y dinero en cada desplazo.
Especialistas consultados, señalaron que tanto empresas como empleados ganan cuando se trabaja a distancia; sobre todo sirve de apoyo a las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes), quienes pueden reducir los costos operativos.

Rafael Fernández Corro, director para América Latina de la firma de comunicaciones empresariales ShoreTel, dijo que la tecnología facilita la adopción de la movilidad laboral.

“Hay un tema de ahorros en comunicaciones, espacio físico para los empleados (renta, luz, etcétera), así como en los gastos de transporte, comida y otros que pueda tener el empleado debido al desplazamiento”, indicó en entrevista.


Sin embargo, no todas las empresas son susceptibles de adoptar estos esquemas.

Eduardo López Chávez, académico de la Escuela de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Panamericana (UP), señaló que las áreas de ventas y marketing, así como la mayoría de los profesionistas independientes, son capaces de emprender estos cambios.

“Cuando un profesional tiene varias citas en el día es muy fácil acceder a este esquema”, explicó.

Pero tanto empleados como profesionistas deben pactar hasta dónde llega la movilidad del trabajo para poder implementar las técnicas de comunicación adecuadas, que en muchos casos, requieren de una inversión inicial. “Se debe tener la infraestructura correcta que facilite el teletrabajo con sistemas de videoconferencia que lo faciliten como si estuvieran en la misma oficina, platicando; y compartir información, y un poco de entrenamiento para que el trabajo sea realmente productivo”, dijo Fernández.

DE LA MANO CON LA TECNOLOGÍA

Voz sobre IP y la posibilidad de conexión y herramientas de comunicación unificada, son algunas de las primeras inversiones que se deben realizar. Éstas reditúan en mayor productividad, tiempo y eventualmente en más dinero.

Para Citrix, firma que provee soluciones de movilidad, 65 por ciento de los empleados en el mundo tiene dispositivos tecnológicos más avanzados que los que les puede dar la empresa, por lo que en la medida de lo posible, crear esquemas para que se trabaje con el equipo propio posibilitaría ingresos extra.

“Hay muchas firmas como General Electric o BBVA que permiten el pago de internet y acceso remoto o bien el de comunicaciones; el concepto de traer tu propio dispositivo o BYOD da la posibilidad a los empleados de tener el aparato deseado para uso personal y laboral, por lo que no se gasta en otro dispositivo”, dijo Hugo Werner director de Citrix México.

TIPS

​Inversión inicial. Para que los ahorros y la operación sean adecuados, tiene que hacerse una inversión inicial en infraestructura para desempeñar las funciones.

Adaptación. Principalmente, a las áreas de ventas les puede llevar más tiempo acoplarse al nuevo lugar de trabajo.

No te confíes. El trabajo a distancia no supone “trabajar en pijama”, sino ahorrar tiempo y recursos.

Considere un área de soporte. Los empleados deben tener claro qué hacer cuando se presenten problemas técnicos.