Mis Finanzas

Seguros ante desastres naturales: un mal necesario

En México, culturalmente y por restricción económica, hay una escasa previsión de siniestros, sobre todo contra desastres naturales; sin embargo éstos son cada vez más comunes.
Everardo Martínez
17 junio 2015 23:18 Última actualización 18 junio 2015 8:34
Seguro contra desastres

Ante la cercanía de la temporada de huracanes, analiza qué tipo de seguro te beneficia más. (Alejandro Gómez)

¿Recuerda la lluvia de ayer? Las inundaciones, terremotos y huracanes son cada vez más destructivos por lo que asegurar el patrimonio se ha convertido en una necesidad.

Ayer, el archipiélago de Revillagigedo en Colima, fue declarado zona de desastre natural por el meteoro ‘Blanca’; sin embargo, la destrucción no sólo es un problema en las ciudades costeras.

Hay que recordar las veces en las que las lluvias, los ventarrones y el alcantarillado han provocado grandes inundaciones apilando autos y tirando árboles, como hace un lustro en Valle Dorado o en semanas previas en el DF.

También los temblores han tomado brío, ocasionado daños materiales, principalmente por las bases en que está fincada la ciudad.
Por tanto, considerar un seguro para proteger el patrimonio se va volviendo más común.


José Luis Bustos, gerente de relaciones gubernamentales de AXA seguros, dijo que los huracanes y los terremotos son la causa de 89 por ciento de las muertes y de 93 por ciento de las pérdidas económicas por desastres naturales en el país cada año.

Expuso que tanto inmuebles como vehículos deben tener la cobertura contra fenómenos hidrometeológicos y terremotos. “Existe la necesidad de que la gente obtenga contraprestaciones para hacer frente a catástrofes naturales porque se está observando un mayor efecto por el cambio climático y la expansión de la población está llegando a lugares vulnerables”.

Para Gerardo Aparicio, director de Administración y Finanzas de la Universidad Panamericana, contratar seguros con cobertura contra desastres naturales no sólo es necesario para quienes viven cerca de la playa o en las faldas de un cerro, puesto que afecta a todos.

Agregó que las personas deben revisar sus pólizas para ver los riesgos asegurados y al igual que con otros seguros equilibrar la posibilidad de un siniestro con el deducible.

Datos de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas, indican que los riesgos asegurados por fenómenos hidrometeorológicos casi se duplicaron al tercer trimestre de 2014 con un avance anual de 97.6 por ciento y 9 millones 920 mil pólizas. En tanto, los servicios reclamados por la misma causa crecieron 36.8 por ciento anual, al situarse en 10 mil 337.

En terremotos los riesgos asegurados crecieron 191 por ciento, casi triplicándose en un año y los reclamos crecieron 26.2 por ciento

TIPS
Atención. Cuando contrates pólizas de auto o casa, revisa que tengan cobertura contra desastres naturales.

Analiza. Según tu zona geográfica, asegura tu patrimonio contra huracanes, terremotos e inundaciones.

Evalúa. Cuando decidas construir o adquirir un inmueble, prevé el grado de riesgo ante fenómenos naturales.