Mis Finanzas

Sé un estratega en la cuesta de enero

Este inicio de año opta por el plan más adecuado para el uso de tus recursos como suspender gastos prescindibles temporalmente y cambiar de acreedores, por ejemplo.
Brenda Acosta
11 enero 2016 21:8 Última actualización 12 enero 2016 5:5
Cuida tus recursos, sé un estratega en tiempos de 'vacas flacas'. (Especial)

Cuida tus recursos, sé un estratega en tiempos de 'vacas flacas'. (Especial)

Este año se un estratega al surfear la cuesta de enero.

Especialistas consultados recomendaron comenzar elaborando un presupuesto, donde plasmes tus ingresos totales, egresos necesarios como el pago de servicios básicos, y los no tan necesarios como desembolsos en gustos, gastos hormiga o servicios prescindibles.

Con este presupuesto te darás cuenta de qué gastos son necesarios y vitales y qué desembolsos no lo son tanto; éstos son los que podrías suspender temporalmente durante la cuesta de enero para que tus ingresos te rindan mejor para los gastos de alta prioridad.

Otra estrategia es aligerar la deuda cambiando de acreedores.

Iván Vázquez, presidente de Protege, dijo que en el caso de tener una deuda bancaria con tarjetas de crédito es posible transferirla a otro banco y recibir comisiones preferenciales o una tasa más baja.

Pero si tu decisión es solicitar un préstamo es importante que tomes en cuenta todas las alternativas, incluso pedir prestado a familiares o amigos cercanos que no te cobrarían intereses como lo haría una institución.

Tips
1. Atención: Uno de tus propósitos de este año puede ser tener finanzas más sanas y ahorrar, recuerda para esto último destinar hasta 30% de tus ingresos mensuales.

2. Aumenta: Vende artículos propios que estén en buen estado, pero que no utilices para así incrementar tus recursos, una opción es venderlos en plataformas de Internet.

3. Planea: Desarrolla un presupuesto desde el principio del año o cuando comiences a percibir dinero extra, para administrar mejor tus ingresos.

Si has elegido solicitar un préstamo bancario valora tu capacidad de pago. Para determinar tu capacidad de endeudamiento suma el total de tus ingresos, menos tus egresos mensuales, la cantidad restante será lo que podrás utilizar para solventar créditos.

Examina que el Costo Anual Total (CAT) no sea tan alto, los plazos en los que deberás pagar, así como la exigibilidad de los mismos, es recomendable que los pagos se realicen íntegros y que no acumulen más de tres meses de deuda.

Si aún posees parte de tu aguinaldo y no has decidido si ahorrarlo o pagar deudas, pregúntate qué tan cara es tu deuda.

Si tu ahorro te da rendimientos mayores a los intereses que pagas te conviene ahorrar, pero si tus deudas generan mas intereses de lo que obtienes como rendimiento te conviene pagar tus deudas, sugirió Rosalba Luna, especialista en finanzas personales de la facultad de negocios de la Universidad La Salle.

Otra estrategia es aumentar tus ingresos, autoempléate en actividades que estén relacionadas con algo que sepas hacer o puedas enseñar.