Mis Finanzas

Roommates, para compartir gastos
y responsabilidades

La independencia para los jóvenes inicia en muchos casos compartiendo gastos con roommates. Sin embargo, también implica dividir responsabilidades y adquirir compromisos para vivir armónicamente.
Darinka Rodríguez
08 mayo 2014 21:56 Última actualización 11 mayo 2014 15:58
depa

Con roommates se pueden compartir gastos y deberes de la casa. (Alejandro Gómez)

CIUDAD DE MÉXICO.- Independizarse tiene muchos rostros, el principal, es el bolsillo.

De acuerdo con la última Encuesta Nacional de Juventud, sólo 5.6 por ciento de los menores de 29 años ha logrado la independencia.
No obstante, vivir con los llamados room mates o “roomies” constituye para muchos jóvenes el primer paso.

De acuerdo con un sondeo realizado por EL FINANCIERO, la primera causa por la que se elige vivir bajo este esquema es la razón económica; segundo, para conseguir independizarse de los padres; y tercero la comodidad de compartir obligaciones. “Evitar la soledad” es otra de las causas que les lleva a compartir el techo con desconocidos.

Elizabeth, lleva más de un año compartiendo casa. “Es más chido saber que al menos hay alguien con quien puedes interactuar cuando llegas a casa”. En la actualidad, hay diversas ofertas para encontrar compañero de cuarto por medio de internet.

Antoine Pérouze, fundador de la plataforma Dada Room, señaló que la tendencia a buscar roomie es cada vez mayor. “Encontramos que conseguir roomie en México era complicado, y en muchos países en el momento en que descubres tu independencia, haces nuevos amigos y te puedes rodear de gente con afinidades”, dijo en entrevista.

Según la plataforma, el promedio de jóvenes que busca compañía es de 27 años y las características que más se buscan son baño propio y un ambiente limpio.

Las zonas con mayor demanda en la Ciudad de México son la Roma-Condesa; Narvarte-Del Valle y la zona de San Ángel y Coyoacán.
El promedio de renta es de 4 mil 200 pesos, aunque hay lugares al sur del Distrito Federal que son más económicos.

El año pasado 20 mil jóvenes lograron encontrar roomie mediante esta plataforma.

Para Pérouze, este esquema es menos exigente, pues no se firma un contrato definitivo y al mismo tiempo puede ser el primer paso para experimentar la responsabilidad que implica la independencia.

“La primera vez que compartí casa, yo no sabía usar ni una lavadora, pero tuve que aprender”, platicó por su parte Pamela Olvera. Sin embargo, compartir vivienda implica responsabilidades, como limpiar y enfrentar algunos malos hábitos de los room-mates.

Mario no olvida la ocasión en que encontró un traste lleno de moho tras haber regresado de viaje. “Fue horrible encontrar eso”, señaló en el sondeo.

Es muy importante pedir referencias y dejar muy en claro cuáles son las reglas domésticas que los habitantes deberán seguir. Dejar claro quién se hará cargo de ciertas tareas o de los pagos de los servicios como el agua, la luz, el teléfono y el internet, que pueden dividirse para hacer más ligera la carga doméstica.

TIPS

1. Entrevistas. Es recomendable hacer entrevistas por teléfono y una segunda ronda en persona para preguntar y platicar quién es quién.

2. Reglas claras. Los habitantes de un hogar deben hablar sobre las reglas para invitar amigos, los niveles de la música, si habrá mascotas o si se puede fumar, por ejemplo.

3. Tolerancia y respeto. La clave de una buena relación está en el respeto y la tolerancia de los hábitos de otros. La comunicación abierta es primordial.