Mis Finanzas

Reprograma tu año financieramente

Si los años precedentes y la cuesta de enero te han dejado en blanco, este es un buen momento para hacer inventario de los recursos con los que cuentas y establecer nuevos objetivos financieros como pagar deudas, ahorrar o adquirir un seguro de gastos médicos.
Nancy Rodríguez
22 enero 2015 23:50 Última actualización 23 enero 2015 5:5
Finanzas

Aún tienes oportunidad de organizarte financieramente para 2015. (Alejandro Gómez)

CIUDAD DE MÉXICO.-Si inicias 2015 un poco apretado de dinero, nunca es tarde para dar borrón y cuenta nueva y replantearse financieramente.

Ya sean objetivos como pagar deudas, ahorrar o adquirir un seguro de gastos médicos, el primer mes del año puede ser el preámbulo para destinar recursos mensuales y alcanzar estos fines, además de cubrir los gastos cotidianos.

Para lograr dichos propósitos Sofía Macías, vocera de consumo inteligente de MasterCard, recomendó plantearse metas u objetivos efectivos a partir de preguntas como: ¿Qué es lo que se quiere cumplir? ¿Cuánto le costará cumplir dicha meta? ¿Cuánto tiempo invertirá a ese fin? y ¿Cómo logrará esos objetivos?

Marta Blanco, directora de comunicación de Kredito 24, aconsejó, en entrevista, planificar desde el inicio del año nuestros gastos fijos (pagos de renta, luz, colegiaturas, teléfono, gas, etcétera) y variables (comidas, entretenimiento) con base en nuestros ingresos, ya sea de manera quincenal, mensual o anual.


“La forma de llevar a cabo esta proyección dependerá de tu propia organización, situación laboral y de ingresos. Si cobras por quincenas o si tu trabajo es variable, tal vez prefieras una planificación quincenal o mensual”, expuso.

Las expertas refirieron tres metas que puede plantearse este inicio de año y consejos para alcanzarlas.

Ahorro: Las especialistas en finanzas personales sugirieron destinar 10 por ciento de nuestros ingresos al ahorro. No obstante, Macías refirió que hay diversos factores como la edad y los antecedentes de ahorro que hacen que este porcentaje varíe. Asimismo, recomendó tener un objetivo específico para esta meta o crear un fondo de emergencia.

Respecto a este último, “a lo mejor nuestro objetivo es reunir tres meses de nuestro sueldo durante el año para poder afrontar cualquier desavenencia”, mencionó.

Pago de deudas: Las expertas coincidieron en que el pago de deudas se puede jerarquizar conforme al monto, desde el más pequeño y seguir con las subsecuentes, o de acuerdo a la prioridad y urgencia del pago.

“Vaya cumpliéndolas poco a poco y si es posible intente repartirlas en quincenas o mensualidades. Si es posible, disminuya su porcentaje de gasto y ahorro y dedíquelo a cubrir deudas”, refirió Blanco. Al terminar de pagar, reajuste su presupuesto para dejar un porcentaje más amplio para ahorrar.

Para que tus ingresos no se vayan siempre al pago de deudas e intereses, identifique cuáles fueron las razones de su endeudamiento.

Seguro de gastos médicos: Es uno de los seguros que menos adquieren los mexicanos, según un estudio de Gabinete y Comunicación Estratégica. Sin embargo, es de los que más vale la pena adquirir, pues cuando un familiar o uno mismo se enferma, los recursos merman significativamente.

La sugerencia más relevante es adquirirlo lo más joven que le sea posible, ya que saldrá más barato. El costo del seguro depende de la suma asegurada, de la edad del contratante, de su estado de salud y del deducible elegido.

Se recomienda no sólo informarse en la página de internet de la aseguradora, sino contratar los servicios de un agente que le pueda orientar y dar informes cuando tenga dudas o alguna reclamación.

TIPS

Dinero extra. Aunque carezcas de tiempo, puedes obtener ingresos adicionales realizando alguno de tus hobbies.

Recordatorio de metas. No pierdas de vista tus objetivos; en el refrigerador puedes poner un post it recordándote cuáles son.

No sientas que el tiempo te gana. Aún tienes 342 días este año; planificándolos, puedes alcanzar tus objetivos financieros.

Pónle nombre y apellido a tu ahorro. “Mi viaje a las Bahamas durante este verano”. Esto puede ser un incentivo para que no olvides para qué fin estás ahorrando.