Mis Finanzas

¿Rentar o comprar?
He ahí el dilema

Las condiciones del mercado hipotecario, de créditos con bajas tasas y plazos hasta 20 años, exponen un escenario nunca antes visto. Para aprovechar esta oportunidad, sin embargo, considere primero su situación: cuál es su nivel de ingreso y capacidad de ahorro y pago.
Claudia Alcántara
04 marzo 2014 20:56 Última actualización 05 marzo 2014 5:0
Etiquetas
aviso de departamentos

Para un crédito hipotecario, deben considerarse múltiples factores./(Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Con tasas de interés bancarias desde 8.49 por ciento, consideradas las más bajas de los últimos trece años, y condiciones de crédito insuperables, este, es un buen momento para comprar una vivienda con un crédito hipotecario.

Sin embargo, si no cuenta con un historial de crédito sano, ni con una disciplina de ahorro que le permita reunir el dinero suficiente para el enganche mínimo y los gastos de escrituración, lo mejor es rentar, afirmaron expertos inmobiliarios y financieros.

Federico Sobrino, director de la firma Administraciones Maja, expuso que para tomar la decisión entre comprar y rentar una vivienda, el primer paso es considerar la capacidad de pago o ingreso mensual.

El costo de las rentas representa 1 por ciento del valor del inmueble, es decir que para arrendar una casa con un valor de 1 millón de pesos, se necesita realizar un pago mensual de 10 mil pesos.

Además, hay que considerar el pago de cuotas de mantenimiento en un edificio, seguridad, en caso de vivir en un condominio y los gastos fijos de servicios, que en algunos casos no se integran a la mensualidad, destacó el experto en arrendamiento. También es necesario contemplar gastos como el pago de arreglos menores, por el uso normal del inmueble, añadió.

Fernando Soto Hay, director general de Tu Hipoteca Fácil, aseguró que es mentira que todos los mexicanos deben ser dueños de su propia casa, ya que en países desarrollados, la vivienda en propiedad sólo es 65 por ciento del parque inmobiliario y el resto es renta.

Rentar o comprar una casa se relaciona con el plan de vida de la persona: si se trata de un joven que se quiere independizar de su familia, un divorciado o una familia que busca invertir en la educación de sus hijos, la opción es rentar.

Hay personas que no tienen el hábito de ahorrar y no tienen para el enganche y van a rentar toda su vida. Hay quien tiene malos historiales de crédito y no podrá comprar; hay quien dice: me estoy moviendo de ciudad, quiero rentar por un tiempo para ver cuál es el estilo de la ciudad y si me quedo a vivir aquí, compraré”, dijo Soto.

No obstante, para quienes tienen liquidez para adquirir un crédito y pagar los gastos asociados a éste, además de los gastos mensuales fijos, comprar es la opción.

​CONDICIONES DE CRÉDITOS


Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA dijo que las condiciones para sacar un crédito hipotecario en México son las mejores, tanto en plazo como en tasa de interés, ya que la competencia de la banca crea buenas condiciones.

Roberto Barrios, presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios del DF, añadió que hay créditos con tasas de interés de 8.49 a 10.50 por ciento y plazos a 20 años que no se habían visto en las últimas 4 décadas.

Por lo que al adquirir una vivienda de 1 millón de pesos a crédito, el pago cada mes puede ir de 12 mil a 15 mil pesos, con los seguros.

Además se cobra una comisión por apertura del crédito que va de cero a 1.5 por ciento el monto total del crédito, más gastos de avalúo y escrituración; este último depende de la ciudad y el valor del inmueble, pero puede ir de 5 a 7.5 por ciento el valor del bien.

Si aspira a tasas de interés menores, dé un enganche de mínimo 20 por ciento el valor del inmueble y tenga un buen historial crediticio.