Mis Finanzas

¿Qué aseguro y qué no?

Los sismos que sacudieron al país en septiembre pasado develaron que México no está acostumbrado a asegurar los bienes. Expertos te dan algunas sugerencias para tomar en cuenta en cuestión de aseguramiento.
Valente Villamil
16 octubre 2017 21:37 Última actualización 17 octubre 2017 7:35
finanzas

finanzas

Los terremotos del 7 y del 19 de septiembre sacaron a la luz la escasa costumbre en México de asegurar los bienes. Si aún estás dudando en contratar una póliza, esto recomiendan expertos.

La primera sugerencia es cubrir tu auto, porque además que la Ley te obliga a contratar un seguro, es uno de los bienes de mayor valor para los mexicanos.

Si luego del sismo dudas en asegurar tu casa, tal vez debas revisar las zonas de alto riesgo que tiene la Ciudad de México según su sismicidad. Si vives en la Colonia Del Valle, en la Roma Norte y Condesa, lo mejor es que acudas con la aseguradora.

Aunque puede haber muchas personas que no consideran asegurar sus bienes porque lo ven como un gasto extra, Ángel Méndez, experto en finanzas personales y catedrático de la Universidad la Salle, recomendó abordar el aseguramiento como una inversión.

“Deberíamos, responsablemente, pensar todos en que tener un seguro es una necesidad que al final del día minimiza la exposición al riesgo, a eliminar esos viejos paradigmas de ‘aquí no pasa’”.

Cataloga tus bienes para que puedas priorizar y ser selectivo a la hora de contratar seguros.

“Empezar a hacer una análisis de qué es lo prioritario para las personas sobre su patrimonio (...) debemos catalogar nuestros bienes para empezar a hacer una inversión en coberturas”, dijo Méndez.

Al contratar con la aseguradora revisa el alcance y limitaciones del seguro pues puede ser que sólo cubra el valor de la construcción y que tus pertenencias como muebles, electrodomésticos, cortinas y alfombras, queden fuera, indicó Carlos Islas, consultor de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

Considera que hay diversos tipos de seguros de casa que se dividen en siniestros como incendios, lluvias e inundaciones o sismos y erupciones volcánicas. Pero recuerda que en México las lluvias y huracanes son el mayor riesgo.

En 2016 hubo más de 15 mil riesgos hidrometeorológicos y mil 600 sismos que costaron más de 5 mil 325 millones y 54 millones de pesos a las aseguradoras, respectivamente, según datos de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas.