Mis Finanzas

Protege tu casa de fenómenos naturales

Eduardo Aguilar
27 junio 2016 22:49 Última actualización 28 junio 2016 5:5
seguros


Adquirir un seguro para proteger tu patrimonio es más barato de lo que se cree. (Alejandro Gómez)

En México, sólo el cinco por ciento de hogares no vinculados a un crédito está asegurado.

Sin embargo, los desastres meteorológicos de 2013 provocaron daños por 40 mil millones de pesos y sólo 8.9 por ciento de este valor estaba cubierto.

Adquirir un seguro para proteger tu patrimonio es más barato de lo que se cree y hay múltiples planes que se adecuan a tus necesidades.
Los tres principales tipos de desastres contra los que se puede asegurar una vivienda son incendio, fenómenos hidrometeorológicos y terremoto.

En el primer caso, la cobertura puede incluir el edificio, los contenidos o ambos, pues está pensado para dueños o arrendatarios. El segundo cubre cualquier daño causado por lluvia, inundación o huracanes. El tercero como su nombre lo indica, cubre daños a edificios o contenidos causados por un temblor.

TIPS 
Considera las condiciones específicas de tu vivienda para saber qué tipos de seguros son realmente necesarios.

El monto asegurado debe ser de 75% del valor de la propiedad, pues el otro 25 representa el valor del terreno, que no sufrirá daños en caso de siniestro.

Analiza con atención los montos del deducible y posibles coaseguros ofrecidos por distintos operadores para elegir la opción que te pague más en caso de siniestro.

Estos seguros regularmente ofrecen coberturas desde la más básica hasta la más completa, aunque algunos operadores ofrecen seguros modulares, con los que puedes elegir exactamente la protección que necesitas.

También existe la posibilidad de asegurar tu hogar por robo con violencia, responsabilidad civil, gastos extraordinarios (renta de otra vivienda u hotel de ser necesario), fallas en equipo electrónico por variaciones de voltaje y rotura de cristales.

En zonas de especial riesgo, como la playa en caso de fenómenos hidrometeorológicos, o la Ciudad de México en caso de temblores, las pólizas incluyen coaseguros que pueden reducir lo que recibiremos en caso de siniestro, por lo que es importante conocer todas las condiciones de la póliza antes de contratar.

“En una zona razonablemente no-sísmica, como Polanco, un departamento con contenido y todas las coberturas adicionales podría costar en promedio 4 mil pesos al año. Si sólo quisieras contratar las tres básicas sin adicionales, sería de casi 2 mil 500 pesos anuales, que es muy económico para lo que vale una casa hoy en día”, opinó Isaac Rubinstein, socio Director de 4P/MX.

El cliente es quien decide la cantidad por la que se asegura un inmueble, pero para evitar sobre seguros, al momento del pago se recibirá sólo el valor de éste y la parte proporcional de la diferencia de las primas pagadas hasta ese momento. Es decir, si asegura un inmueble por 10 millones de pesos y el valor real es de un millón, recibiremos el millón de pesos y 90 por ciento de las primas pagadas (diferencia entre el valor asegurado y el real).

“Los seguros de vivienda cuestan proporcionalmente lo mismo que los de auto, pero pueden tener menos riesgo, dependiendo de dónde vivas. Con base en esto, considera qué cobertura debe tener tu casa: si no vives en zona de terremotos ni cerca de costas o ríos lo más recomendable sería cubrir sólo contra incendios o robo.

Es importante porque cubre tu patrimonio y te puede sacar de un mal trago en caso de un incidente”, dijo Iván Vázquez, presidente de Protege AC.