Mis Finanzas

Porta tu hipoteca en unos pasos

Revisa constantemente las condiciones de financiamiento que hay en el mercado, pues dado que las tasas aún se mantienen bajas te puedes beneficiar de migrar tu deuda a otro banco.
Eduardo Aguilar
18 julio 2016 21:28 Última actualización 19 julio 2016 5:0
Portabilidad hipotecaria. (Especial)

Portabilidad hipotecaria. (Especial)

El proceso de portabilidad hipotecaria como el refinanciamiento de tarjetas de crédito o de otros préstamos, puede traducirse en ahorros considerables a largo plazo.

Si deseas migrar tu deuda y ahorrar, el primer paso es identificar una institución financiera que ofrezca mejores condiciones que tu operador actual.

Para tener los números claros, compara tasas de intereses y costos anuales totales, además de tomar en cuenta los gastos notariales y el trámite de cartas de liberación, que se sumarán al total de la deuda.


Gerardo Aparicio, catedrático de la Universidad Panamericana, sugirió analizar las condiciones de pago que las instituciones bancarias otorgan a sus nuevos clientes.

“Si yo tengo un crédito hipotecario, sobre todo mayor a cinco años y han cambiado las condiciones, yo puedo acercarme a ellos y revisar la modificación a cierto tipo de planes que podrían tener. El banco lo primero que quiere es retener a sus clientes actuales y tal vez incluso podamos ahorrarnos algunos costos externos”, explicó.

La portabilidad puede realizarse entre sistemas de seguridad social, es decir que es posible transmitir deudas entre Fovissste e Infonavit.

Para hacerlo sólo es necesario tener un crédito formalizado en el instituto de origen y un saldo disponible en el de destino (en caso de transferencia de datos) o una relación laboral vigente (en caso de migración de aportaciones) y estar afiliado a una Afore.

TIPS
1. Compara los costos totales de las deudas hipotecarias en distintas instituciones, esto incluye las comisiones y los costos notariales asociados.
2. Pregunta sobre la posibilidad de obtener mejores condiciones crediticias con tu banco actual. Con ello podrías ahorrar algunos gastos extra.
3. En caso de decidir la transferencia de deuda, solicita un estado de cuenta para efectos de subrogación. Acércate a la Condusef en caso de cualquier problema.


Una vez que hayamos encontrado la institución con las mejores condiciones disponibles debemos solicitar a nuestro banco actual un estado de cuenta para efectos de subrogación, el cual están obligados a otorgarnos en 15 días naturales.

En caso que esto no ocurra es recomendable acudir con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) para que nos asista con la solicitud.

El estado de cuenta para efectos de subrogación deberá ser entregado al banco al que decidimos trasladar la deuda, para que pague el saldo restante y adquiera nuestro crédito.

En este punto debemos acudir con el notario y pagar los derechos de registro en caso que no hayan sido incluidos en los costos de la nueva institución.

“La migración puede parecer costosa, pero dependiendo del tiempo restante para pagar el crédito puede resultar redituable debido a la baja de tasas y a los cambios que han habido en éstas en los últimos años”, apuntó Aparicio.

: