Mis Finanzas

¿Piensas comprar casa en 2016? Aguas con las tasas

Si estás pensando en comprar vivienda, analiza bien tu situación financiera, qué banco cobra menos por el financiamiento y asegúrate que sea a tasa fija, pues el año entrante los réditos subirán.
Brenda Acosta
07 diciembre 2015 20:43 Última actualización 08 diciembre 2015 5:5
créditos hipotecarios

créditos hipotecarios (Especial)

Es probable que uno de tus deseos para el próximo año sea dejar de rentar y comprar una casa o departamento, pero es importante que primero investigues la posibilidad de adquirir un crédito hipotecario con base en tus capacidad financiera, con el fin de saber si se trata de la mejor opción para ti en este momento, ante la perspectiva de tasas de interés más altas.

Especialistas consultados señalaron que la tasa de interés de referencia del banco central, que se prevé aumente el año entrante, tiene repercusiones en los créditos bancarios, por lo cual los intereses tenderían a aumentar si la tasa del crédito es variable. Si bien actualmente pocos créditos cuentan con este tipo de tasas, es importante considerar este hecho previo a hacerse de financiamiento.

Ángel Méndez, especialista de la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle, expuso que se espera que la tasa de referencia no rebase el 4 por ciento, ya que en estos momentos se encuentra controlada en 3.5 por ciento. Pero, si esta barrera se rebasa, la economía del país se afectaría.

“Estas variaciones en las tasas serían consecuencia de la situación económica mundial o de conflictos internacionales, los cuales pueden provocar volatilidad e incertidumbre en los mercados financieros”, añadió Ángel Méndez.

Aunque un repunte en las tasas de interés será una noticia positiva para las personas que ahorran e invierten sus recursos al incrementarse los rendimientos, para quienes cuentan con financiamiento el resultado se torna negativo porque se elevarán los intereses a pagar.

Por tanto, si solicitas algún crédito hipotecario debes ver qué tasa de interés tiene, es decir si es fija o variable, pues si es variable el crédito estará sujeto a incrementos en el pago de intereses. En tanto, si es a tasa fija, permanecerá igual durante todo el tiempo que dure el crédito.

Si has decidido solicitar un crédito hipotecario realiza previamente una comparación entre bancos para saber qué institución bancaria te ofrece el mejor préstamo.

La Condusef ofrece un servicio llamado “Simulador de Crédito Hipotecario”, donde puedes analizar cuánto pagarías por un crédito bancario o con apoyo de Infonavit.

Sólo debes ingresar el valor del inmueble, el plazo y el enganche, posteriormente te mostrará la opción más barata del Costo Anual Total, el pago mensual y el total y los intereses.

TIPS
1. Investiga. Para mayor comodidad y menor gasto es importante considerar comprar tu vivienda cerca de los sitios que más frecuentas y que se adapte a tus necesidades, por ello investiga la zona previo a adquirir el inmueble.

2. Conócete. Antes de tomar una decisión, conoce tu capacidad financiera y los motivos por los cuales deseas una vivienda, ya sea para tu uso personal o como inversión.

3. Atención. El ahorro forma parte importante en cuanto a la renta y compra de una vivienda y al solicitar financiamiento, ya que si sucede un imprevisto que afecte nuestras finanzas, podremos solventarlo.

Toma en cuenta que el pago de tus créditos no debe rebasar el 25 o 30 por ciento de tus ingresos mensuales, por eso se recomienda hacer un análisis previo de tus ingresos y egresos y conocer qué otros pagos debes realizar para no desequilibrar tus finanzas.

Iván Vázquez, presidente de Protege A.C, comentó que a manera de prevención, ante una posible pérdida de solvencia económica, es mejor solicitar el crédito a un plazo de 15 años, si está entre tus planes pagarlo en 10 años, ya que con ello en el largo plazo los pagos de intereses disminuyen.

Procura adelantar pagos o dar una mayor cuota mensual para terminar la liquidación del crédito en un tiempo menor y de esta manera pagar menos réditos.

Cuando hayas elegido una institución bancaria a la cual solicitar un crédito hipotecario, asegúrate de conocer bien las cláusulas del contrato, saber cuáles son las consecuencias de que haya un retraso en tus pagos, cuánto se cobra de intereses moratorios y cuáles son los seguros que ofrece el financiamiento, como el de desempleo.