Mis Finanzas

¿Para qué sirve tu Número de Seguro Social?

Si has tenido múltiples empleadores, revisa que tengas un solo número de seguridad social. Éste es clave para tu retiro, lleva registro de las semanas cotizadas y de las aportaciones hechas
a la vivienda y Afore.
Zenyazen Flores
04 febrero 2015 23:35 Última actualización 05 febrero 2015 5:5
número seguro

Para evitar conflictos con tus aportaciones y Afore, revisa que tu NSS esté en orden.(Sabina Iglesias)

Si has tenido más de un trabajo es posible que las empresas en las que prestaste tus servicios te hayan registrado cada una con un Número de Seguridad Social (NSS) diferente ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Pon atención a ese dato, pues estar dado de alta con varios números podría provocarte dolores de cabeza.

Tener más de un NSS afecta en muchos aspectos.
Cuando se tienen dos números o más, podrías tener sus prestaciones en registros distintos y eso podría afectar tus semanas de cotización, aportaciones a tu subcuenta de vivienda y a tu cuenta individual de Afore, lo que derivaría en problemas a la hora de pensionarte.

El NSS es la identidad social del trabajador que cotiza en el IMSS y se conforma por 11 dígitos que identificarán a los asegurados durante toda su vida laboral. Es único, permanente e intransferible y se asigna durante la afiliación.


Cruz Álvarez, técnico académico del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, explicó que el NSS es como nuestra clave de RFC, un número único que cada trabajador tiene y al que se le debe prestar atención, pues con ese número se demuestra al IMSS que uno está ‘activo’ laboralmente.

“Cuando entramos a un trabajo formal ese número se activa en automático; si por ejemplo, el contrato es por cuatro meses únicamente, ese número se activa por ese periodo y al terminar el contrato queda inactivo, tanto para el IMSS como para la Afore”, expuso.

El experto en seguridad social mencionó que, debido a la movilidad laboral es común que un trabajador cambie de manera frecuente de empleo; no obstante, debe tener claro que el hecho de cambiar de trabajo no implica que deba tener un NSS diferente.

“El trabajador debe verificar que no haya una duplicidad en su Número de Seguridad Social, siempre debe asegurarse que cuando se le dé de alta o de baja en el IMSS su número sea el correcto, de lo contrario podría tener afectación en sus semanas cotizadas y efectos en el Infonavit y la Afore”, afirmó.

El NSS tiene tres funciones: identificación para todo trámite que se necesite hacer en el IMSS; para gestionar un crédito en el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) y para supervisar las aportaciones hechas a su Afore. La única instancia encargada de emitir, modificar o corregir el NSS es el IMSS.

También servirá para el control del registro de los trabajadores o sujetos de aseguramiento y sus beneficiarios.

En el caso del Infonavit, el NSS es un requisito básico para tramitar un crédito hipotecario, ya que con él es posible conocer el monto del crédito que pueden otorgarle al realizar la precalificación y simulación del crédito Infonavit y también para que, en caso de contar con financiamiento, revise periódicamente su comportamiento.

En el caso de la Afore, la duplicidad del NSS, que puede darse por homonimias o porque el trabajador no informó a su patrón que tenía un número asignado, evitará que las aportaciones se envíen correctamente y reciba las prestaciones que le corresponden.