Mis Finanzas

No te aceleres
al adquirir un crédito para tu automóvil

Si decidiste adquirir tu nuevo vehículo mediante un financiamiento, no sólo considera el monto, costo y plazo
del crédito; recuerda añadir a la suma los gastos adicionales asociados a la manutención y el uso diario de este bien,
como la gasolina, servicios, tenencia, estacionamiento y seguros.
Darinka Rodríguez
28 julio 2014 21:29 Última actualización 29 julio 2014 5:0
Crédito automovil

Analiza diversos factores antes de solicitar un crédito para comprar tu automóvil. (Alejandro Gómez)

CIUDAD DE MÉXICO.- Antes de pisar el acelerador de tus finanzas y solicitar un crédito para automóvil, toma en cuenta varios aspectos para que tu inversión vaya sobre ruedas. José Manuel Cobo, director ejecutivo de crédito automotriz de CI Banco, dijo que los temas más importantes son las condiciones del financiamiento: tasa, comisión y plazo.

“Como cliente uno debe ir informado sobre los pros y contras, con la tasa de interés como base, pero hay que poner atención a las comisiones, enganche que queramos pagar y el plazo deseado”, dijo.
En entrevista, indicó que en el mercado, la comisión por apertura ronda el 2 por ciento del valor del vehículo.

Datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), muestran que las tasas de interés en el mercado rondan entre el 11.8 y 19 por ciento en las instituciones financieras. Sin embargo, el precio del financiamiento no es el único aspecto que el usuario debe considerar.




Luis Yndigoyen, director de la plataforma Comparabien en México, aseguró que los mexicanos, a diferencia de otros países en Latinoamérica, tienden a cambiar su auto mucho más rápido: entre tres y tres años y medio, por lo que es importante que el usuario no tome un plazo muy largo si pretende hacer un cambio en el mediano plazo.

“Antes de adquirir el crédito hay que informarnos si no hay multas o penalizaciones por pago anticipado, sobre todo si tenemos ingresos variables o queremos vender el auto en un periodo corto”, señaló.

Otro tema a considerar es la depreciación, ya que al salir de la agencia un vehículo pierde entre 15 y 20 por ciento de su valor automáticamente. Los autos más vendidos y los modelos deportivos y de lujo son los que se deprecian más.

No obstante, Cobo señaló que este tema puede controlarse.
Algunos autos tienen una mayor depreciación que otros, pero si se conservan bien y se llevan al taller, el valor de reventa se puede controlar evitando perder de más”.

CONSIDERA EL COSTO REAL

El usuario debe tomar en cuenta otros costos vinculados a la adquisición de un vehículo. Yndigoyen recomendó añadir al monto de la mensualidad que decida pagar, los costos operativos.

“Muchas personas piensan que sí les alcanza, pero no consideran los gastos que pueden ponerlos en aprietos como la gasolina, estacionamientos, tenencias y algunas reparaciones que puedan surgir en el camino”, expuso.

Por su parte, Cobo, sugirió que al adquirir pólizas para la protección del auto nuevo, se consideren los costos y también el del deducible, el valor de factura al momento de un percance y los temas de responsabilidad. Recordó que con la Reforma Financiera ya no hay ventas atadas en este sentido.

TIPS

El tiempo. Ya sea para un auto nuevo o usado, determina el monto y plazo del financiamiento y no te sobreendeudes.

Los servicios. Suma el pago de seguros y otros cargos; cancela pólizas dobles.

Costo real. Determina el monto del crédito, gasolina, estacionamiento y reparaciones.

Depreciación. Los deportivos, de lujo y los más vendidos se deprecian más.

Compara. Observa si las armadoras del auto deseado dan mejores condiciones de crédito.