Mis Finanzas

Necesito un crédito, ¿uso tarjeta o uno personal?

Antes de adquirir financiamiento, conoce los costos, la tasa de interés, el plazo deseable y analiza si requieres disponer de él de forma inmediata, para pagar otras deudas o comprar bienes durables.
Everardo Martínez
20 abril 2015 23:12 Última actualización 21 abril 2015 15:29
Usuario de Tarjeta de crédito

Ya sea que solicites una tarjeta o un préstamo personal, analiza beneficios y desventajas de ambos. (Alejandro Gómez)

Las razones para ir a un banco y solicitar un crédito son incontables, pero ¿qué es lo más conveniente?

Primero evalúa las diferencias que hay entre instrumentos como las tarjetas y los créditos personales: usos, intereses y plazos a pagar. Ve que por ejemplo, si emites deuda con un plástico, el crédito revolvente tendrá un interés variable que podría ser una pesadilla cuando incumplas una mensualidad y peor aún en la moratoria; para el caso del empréstito personal, también hay efectos pero no tan dañinos para las finanzas personales.

La ventaja de las tarjetas sobre el crédito personal radica en la disponibilidad de recursos, que es casi instantánea, aunque cualquiera de los dos tipos de financiamiento deben ser utilizados correctamente, pues el abuso se convierte en el peor lado del financiamiento, con cobranza y deudas mayores a lo estimado.

Esta elección habla de la madurez financiera en cada país, explicó Luis Yndigoyen, director de Comparabien.com.


El manejo de plásticos y de cualquier préstamo refleja la educación financiera que hay en un país, y es que los créditos no deben ser considerados como recursos, error que comenten muchas personas por no considerar sus niveles reales de ingreso”, anotó.

Según consultores en finanzas lo preferible es que el nivel de deuda de una persona no rebase 30 por ciento de sus ingresos mensuales, de modo que alguien que percibe 40 mil pesos cada mes debería ejercer una deuda de hasta 12 mil pesos.

Yndigoyen también explicó que es preferible emitir deuda personal y a plazos fijos cuando se requieran bienes duraderos, es decir, que duren más que el periodo de endeudamiento, evitando su abuso.

CONSIDERA LOS INTERESES
Paul Dávila Escobar, analista de seguros y bancos de ComparaGuru, dijo que hay que prestar atención a los intereses. En lo que toca a los créditos personales las tasas ordinarias están, según la institución financiera, unos mil puntos base por debajo que los de una tarjeta.

La moratoria para los plásticos puede subir hasta tres veces los intereses ordinarios, mientras que en el personal hay una variación de alrededor de 1.2 por ciento, pero sobre el monto mensual”, añadió.

Por otro lado, hay productos o servicios que requieren de la tarjeta para ser adquiridos, dijo Gerardo Aparicio, director de administración y finanzas de la Universidad Panamericana, y en el caso del préstamo personal puede utilizarse para completar algún pago como lo faltante para un vehículo o para liquidar deudas de tarjetas.

Eduardo Larios, socio fundador de EPI-consultores, dijo que por otro lado el plástico tiene más relevancia en el consumo día a día.

TIPS
​Los plazos. Los créditos personales afectan directamente tu línea de crédito, ten en cuenta el tiempo durante el cual pagarás.

Los retrasos. La amortización de los plásticos se complica si hay días de retraso y si se pagan sólo los montos mínimos. Se sugiere ser totalero.

Los bienes. Para adquirir duraderos es preferible el uso de un préstamo personal, aunque a un plazo de 12 meses, no más.

Ningún crédito. Debe ser considerado como parte de los ingresos personales. Si quieres obtener más recursos consigue otro trabajo o reduce tus gastos.