Mis Finanzas

Me despidieron, ¿cuánto me toca?

Si te despidieron de tu trabajo justificada o injustificadamente, aquí te decimos si te corresponde finiquito o liquidación y los derechos que tienes como empleado. 
Stephanie Cuevas
03 agosto 2016 19:37 Última actualización 05 agosto 2016 9:55
empleo, desempleado

empleo, desempleado (Shutterstock)

Ser despedido en un trabajo es una situación que nadie quiere vivir, pero si te toca, uno de los temas más importantes es saber cuánto dinero te debe dar la empresa que decidió no contar más con tus servicios

Por ejemplo, si te despidieron injustificadamente, de acuerdo con la Ley Federal del Trabajo (LFT) puedes solicitar que se te reinstale en tu puesto o que se te pague tu finiquito, además de la liquidación, también llamada indemnización.

Despido justificado
Cuando cometes una falta como: mentir sobre tus títulos o conocimientos, incurrir en actos de violencia, dañar los bienes de la empresa, más de tres faltas injustificadas en 30 días, ir al trabajo bajo la influencia de alcohol o drogas, entre otras, según el artículo 47 de la LFT.

En caso de que te hayan despido injustificadamente deberás presentar tu caso ante la Junta de Conciliación y Arbitraje, en donde ratificarán que no existieron causas para el despido, y en dado caso podrás solicitar la reincorporación a tus labores en las mismas condiciones, o de no aceptar esto alguna de las partes, la empresa te deberá pagar tu finiquito y tu liquidación.

También corresponde el pago de indemnización cuando la empresa rescinde tu contrato por motivos que no tienen que ver con tu desempeño, como reestructura de área, cierre de la empresa o si tu posición desaparece.

Así como si decides renunciar a causa de una falta grave cometida por el patrón, como engaños, amenazas, violencia, hostigamiento, acoso sexual, reducción del salario o existencia de un peligro grave para la seguridad o salud del trabajador o su familia.

Liquidación
Se le llama liquidación cuando hay una terminación involuntaria de la relación laboral.

La liquidación debe incluir 3 meses de salario, prima de antigüedad, salarios vencidos (sólo en caso de despido injustificado, con límite de 12 meses a partir de la notificación del despido), y 20 días de salario por año trabajado, pero esto solo en caso de ser despedido injustificadamente, y luego de haber solicitado ante la Junta de Conciliación y Arbitraje la reinstalación y haber recibido la negativa de la empresa.

Recuerda que todo convenio o liquidación, para ser válido, deberá hacerse por escrito y contener una relación circunstanciada, es decir explicar a detalle los hechos que lo motiven y de los derechos comprendidos en él.

¿CÓMO CALCULAR TU LIQUIDACIÓN?

Para esto hay diversas calculadoras que puedes encontrar en internet como Nominax.com. Y para ello debes tener los siguientes datos: fecha de ingreso, fecha de baja, salario mensual y salario diario integrado, este último también lo puedes calcular en esta página.

De acuerdo con la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet), tienes dos meses a partir de la fecha de despido para que te paguen tu liquidación.

De tu liquidación te pueden descontar:
-El Impuesto Sobre la Renta correspondiente
-Pago de tu Crédito Infonavit
-Adeudo de crédito Fonacot
-Préstamos personales
-Pérdidas o averías de equipo de la empresa
-Cuotas sindicales
-Viáticos pendientes por comprobar
-Pensión alimenticia

Cecilia Sánchez, especialista en Recursos Humanos del portal de empleo Bumeran.com, señaló que por lo general, las empresas no ofrecen una liquidación completa por un despido, sin embargo se sugiere que las partes lleguen a un acuerdo.

“Lo mejor es que la empresa y el empleado lleguen a un acuerdo, ya que de no hacerlo implica un gasto en cuanto a tiempo, ya que un juicio llega a tardar hasta dos años, y dinero en pago de abogados, pero además no siempre podría tener un resultado positivo para el demandante”, dijo Sánchez.

También, para la búsqueda de un próximo empleo te negarían una carta de recomendación y quedaría un registro que podría llegar a manos del empleador, agregó.