Mis Finanzas

Lo que debes saber
si pides un crédito
de nómina

Si ya te gastaste el aguinaldo o lo debes y estás previendo que iniciarás 2016 con la necesidad de pedir un crédito de nómina, infórmate bien o podrías pagar un CAT hasta el doble de caro.
Brenda Acosta
16 diciembre 2015 22:51 Última actualización 17 diciembre 2015 13:53
crédito

Pon mucha atención al contratar financiamiento. (Alejandro Gómez)

Este mes, por Ley las empresas deben otorgar aguinaldo a sus trabajadores y muy probablemente ya estés pensando en usarlo para pagar deudas o comprar regalos.

Quizá en 2016 nos reste algo de este recurso, pero en caso contrario, si la cuesta de enero te deje en números rojos y pasa por tu mente solicitar un crédito de nómina, necesitas primero conocer algunas variables de este tipo de crédito.

En especial la diferencia en el costo entre instituciones bancarias y frente a las no bancarias como las Sofomes.

Los primeros pueden ser solicitados en cajeros automáticos, aunque se recomienda más acudir a la sucursal y conocer las condiciones del crédito, también pueden ser solicitados en tu centro de trabajo si tu empresa tiene convenio.  Las segundas pueden pedirse acudiendo directamente a estas sociedades.

TIPS
*Si has recibido tu aguinaldo y tienes un excedente de dinero es mejor que no solicites un crédito de nómina en estas fechas, para evitar hacer un uso innecesario de éste.

*Pon mucha atención al contratar financiamiento. Infórmate acerca de los costos de los gastos accesorios, sobre qué otros servicios te ofrecen o si te cobran comisión por la apertura.

*Antes de solicitar un crédito de nómina utiliza los simuladores que están en la página de la Condusef, para así saber qué préstamo y en qué institución te conviene más adquirirlo.

Elvira Méndez, especialista de la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle, sugirió poner atención al Costo Anual Total (CAT), pues refleja los gastos accesorios del crédito y sus comisiones.

La diferencia entre el crédito de nómina bancario y el no bancario suele recaer en la disparidad del costo. Las primeras ofrecen un CAT mínimo de 26.4 por ciento anual y las segundas de 57.2 por ciento.

El financiamiento de nómina está pensado principalmente para absorber gastos emergentes y de pequeña magnitud, pues el tiempo de respuesta a la petición de éste es muy breve, no se requiere de aval ni garantía y la cantidad prestada depende de tu salario y nivel de deuda.

El monto que te presten y el pago que efectúes estará en función de tu salario y de tu nivel de endeudamiento. Se revisan tus talones de nómina para saber tu ganancia bruta y se descuentan los pagos que hagas a otros préstamos.

En promedio con este crédito se ofrecen entre 12 mil y 14 mil pesos, aunque varia según cada situación.

Gustavo Martín del Campo, presidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Nómina (Amden), que conglomera a 19 empresas que ofrecen créditos de nómina no bancarios, expuso que la Amden cuenta con una norma de regulación para las empresas que la conforman llamada 30/20, donde se estipula que no se debe prestar arriba del 30 por ciento del salario del trabajador y que el 20 por ciento se deje libre para el pago del crédito.

Antes de decidir solicitar un crédito de nómina concientízate de que mes con mes deberás pagarlo, realiza un presupuesto, en el que sepas cuánto te será prestado y cuánto deberás pagar, para que otros gastos no sean afectados.

Previo a contratar un crédito verifica que la empresa a la que lo solicitas tenga licencia de registro de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros. Si ya firmaste y tu contrato no está siendo respetado o tiene cláusulas abusivas interpón una queja ante ésta.