Mis Finanzas

¿Llegó una carta invitación del SAT? ¡No temas!

La autoridad puede enviar a tu domicilio fiscal o vía telefónica, por e-mail o buzón tributario, una carta invitándote a aclarar información relativa a ingresos que no hayas declarado o para verificar tus datos personales como contribuyente.
Dainzú Patiño
24 agosto 2015 23:32 Última actualización 25 agosto 2015 5:5
ME. ¿Te llegó una carta invitación del SAT? ¡No temas!

Si recibes una carta invitación del SAT, consulta con tu contador las opciones que tienes. (Alejandro Gómez)

Si recibiste una carta invitación del Servicio de Administración Tributaria (SAT), no caigas en pánico, siempre habrá una solución para el panorama que enfrentas.

En la mayoría de los casos, las cartas invitación llegan impresas y al domicilio fiscal del contribuyente, vía correo electrónico, mediante llamadas telefónicas pregrabadas o directas, o por el Buzón Tributario, detalla información de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon).

Éstas se envían cuando la autoridad registra inconsistencias en los datos que presentaste al darte de alta en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC), también porque hubiera detectado depósitos en efectivo en tu cuenta bancaria que no declaraste; en caso que haya mayores ingresos a los declarados (discrepancia fiscal) o ante la falta de una declaración provisional periódica o anual, indica el SAT.

“Cuando recibimos una carta invitación, debemos tomar en cuenta que éstas no tienen fundamento legal, su atención es optativa, es decir, puedes hacer caso omiso o no de esta carta; es un aviso en el que la autoridad usa términos amigables, sin expresar fundamentos legales”, explicó Raúl Carbajal, especialista en materia fiscal y socio director de Carbajal Bermúdez.

TIPS
1. Solicita que quien entregue la carta invitación porte credencial de notificador. Si llega por e-mail verifica que sea del SAT.

2. Notifica a tu contador el motivo de la carta, él debe revisar si debes acudir a pagar impuestos o presentar declaraciones complementarias.

Actúa. Si la notificación no aplica a tu situación, haz caso omiso. Y si ésta aplica, ponte al corriente.

NO TE ESPANTES
Si recibes este aviso, primero verifica lo que te solicita la autoridad.
Por ejemplo, si te pide que presentes tu declaración anual, y ya lo hiciste, haz caso omiso. Pero acude con tu asesor o contador público para constatar que esta declaración es correcta.

“Puedes contestar a la autoridad para sus registros o no, dependiendo de qué se trate. Lo peor que puedes hacer, es no reaccionar y no verificar lo que te solicita la autoridad”, señaló Pedro Carreón, socio líder de Análisis y Estrategia de Política Fiscal de PWC.

Pueden llegar las cartas invitación con cantidades líquidas, es decir, indicando que la autoridad detectó que tuviste un depósito en efectivo en tu cuenta de banco por 10 mil pesos, por lo que deberías pagar Impuesto sobre la Renta (ISR) de 30 por ciento.

Sin embargo, el fisco no sabe si este depósito fue por un préstamo o una herencia, conceptos que no generan ISR, comentó Carbajal.
“Quien realmente sabe los ingresos y los impuestos que debemos pagar son los contadores, asesores, auditores y los mismos contribuyentes”, expuso.

También llegan cartas para verificar datos, los cuales puedes cambiar vía electrónica a través del portal del SAT, por ejemplo: cambio de actividad económica, aumento o disminución de obligaciones, cierre o apertura de un establecimiento, reanudación de actividades o suspensión de éstas.

Los cambios en datos como nombre, CURP, fecha de nacimiento deben hacerse en persona en módulos de servicios, con previa cita.