Mis Finanzas

Guía financiera
para nuevos padres

Si están por recibir a un nuevo miembro en tu familia, es posible crear un plan financiero que evite nuevas deudas familiares. Especialistas recomendaron comenzar a ahorrar desde la fase temprana de la relación de pareja, adquirir pólizas educativas
y de gastos médicos y buscar una base formal de ingreso.
Darinka Rodríguez
06 agosto 2014 22:39 Última actualización 07 agosto 2014 5:0
Embarazo

Sea planeado o sorpresivo, la llegada de un bebé genera gastos que pueden ser organizados.(Sabina Iglesias)

CIUDAD DE MÉXICO.- Tener un hijo es costoso, pues tan sólo el gasto de los servicios médicos iniciales y los primeros enseres para el bebé, como ropa y alimentos, puede fluctuar entre 13 mil y 200 mil pesos, de acuerdo con un estudio del Centro de Análisis Multidisciplinario de la Facultad de Economía de la UNAM.

Para evitar que la llegada del nuevo miembro a la familia represente endeudamiento, especialistas recomendaron comenzar a ahorrar desde la fase temprana de la relación, adquirir pólizas educativas y de gastos médicos mayores y buscar una base formal de ingreso.

Abraham Vergara, académico del departamento de Estudios Empresariales de la Universidad Iberoamericana (UIA), sugirió a la pareja comenzar a ahorrar desde que inicia la vida en pareja, ya sea que se planee o no la llegada de un hijo. Aunque, añadió que el momento de la llegada, es decir, si el bebé es planeado o no, determina dos rutas a seguir.


ESCENARIO 1: PLANEACIÓN

“Tener un hijo implica por lo menos 20 a 22 años de compromiso de sustento: desde la alimentación hasta su educación universitaria, por lo que quien decide iniciar el compromiso debe documentarse bien”, expuso Raymundo Tenorio Aguilar, director de las carreras de Economía de la Escuela de Negocios del Tec de Monterrey, campus Santa Fe.

En consecuencia, la adquisición de pólizas de gastos médicos mayores y educativas representa una buena inversión para los padres, al mismo tiempo que fomentan la cultura de ahorro en el descendiente.
Los seguros educativos están diseñados para obtener un ahorro que cubra la educación de los menores.

De acuerdo con Seguros S, para armar el pago de la prima se toma en cuenta la edad del beneficiario, la periodicidad del pago del seguro (anual, mensual, trimestral), la cobertura básica y adicionales.
Asimismo, se fija mediante la determinación de los plazos de ahorro, aunque los más comunes para este tipo de seguro son de 15, 18 y 22 años.

“Si pensamos en los años por venir, se deben considerar las etapas educativas del menor, en especial porque pocas veces se hace una planeación a largo plazo y no se consideran esos gastos, y no es recomendable endeudarse”, indicó Tenorio Aguilar.

ESCENARIO 2: LLEGADA SORPRESA

Un embarazo no planeado es muy común.
Con base en datos del Colegio de México (Colmex), 55 por ciento del total de embarazos no son planeados, lo que a decir de los especialistas no tiene porque devenir en descuido ni descapitalización.

“Si llega el bebé sorpresivamente, se tienen nueve meses para ir cubriendo los gastos del nacimiento, hacer inventarios de comida, ropa, biberones y pañales, conforme a las etapas que vive un niño”, señaló Vergara.

Sin embargo, es importante tomar decisiones rápidas para poder darle una llegada digna al nuevo bebé. Tenorio, recomendó a los padres jóvenes que no tengan un empleo de planta, conseguir uno, a fin de contar con los beneficios de la seguridad social. “Además de ello, se debe pensar en un ingreso complementario y en los programas de asistencia social con los que cuenta el gobierno”, apuntó el académico.

TIPS

Comiencen la planeación hoy. En el momento en que decidan vivir en pareja, comiencen a ahorrar.

No caigan en pánico. En caso que no lo hayan planificado, tienen nueve meses para crear un plan financiero y comparar opciones relativas al costo del parto.

No se endeuden. A menos que tengan un plan para liquidar la deuda, los especialistas no lo recomiendan.

Prevean ingresos. La llegada de un nuevo miembro a la familia puede requerir que uno de los padres deje de trabajar. Platiquen de las implicaciones de esta decisión.