Mis Finanzas

Evita ser víctima de la clonación de tarjetas

Según datos de la Condusef, se registraron un millón 490 mil 992 reclamaciones por posible fraude en plásticos al primer semestre de 2013; conoce algunas medidas de seguridad para no caer en un fraude. 
Darinka Rodríguez
21 abril 2014 0:52 Última actualización 21 abril 2014 5:0
Etiquetas
Ilustración de tarjetas (Jorge Gómez)

Ilustración: Jorge Gómez

Los usuarios de tarjetas de crédito y débito son susceptibles al fraude y a la clonación de este instrumento financiero, en especial si no son precavidos.

Según datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), se registraron un millón 490 mil 992 reclamaciones por posible fraude en plásticos al primer semestre de 2013; un aumento de 10 por ciento frente al mismo periodo de un año anterior.

En México, se estima que la banca pierde 100 millones de dólares anuales por clonación de tarjetas, según datos de la UNAM. En tanto, en el mundo, se reportaron pérdidas por 11.3 mil millones de dólares por fraude a tarjetas de crédito en 2012, cifra 15 por ciento mayor que el año anterior, de acuerdo con cifras de The Nilson Report.

Tips
1. Al pagar en un establecimiento, no pierda de vista el plástico. Vea que no haya dispositivos ligados a la Terminal Punto de Venta; suelen instalarse debajo o en las caras laterales.

2. No use cajeros automáticos fuera de sucursales bancarias. Ni en lugares poco concurridos; en particular evite los cajeros de bancos desconocidos.

3. Revise su estado de cuenta y active las alertas. Los bancos ofrecen el servicio para monitorear sus cuentas. Si hay discrepancia, hable al banco emisor y denuncie en Condusef.

4. Cuide sus datos personales. No anote números importantes de la tarjeta y evite enviar la información por correo electrónico.

Aurora forma parte de estas estadísticas. Una noche fue a divertirse con sus amigos y a la mañana siguiente tenía cargos por 20 mil pesos, que consumieron su línea de crédito. “Me llamaron del banco por movimientos inusuales y después de eso tuve que pasar mucho tiempo reclamando por cargos que yo no hice”, dijo en consulta.

“La evolución en la clonación de tarjetas se debe al desarrollo de los dispositivos –que posibilitan efectuar actividades ilegales-, en lugar de la tecnología que se usa para luchar contra ella”, dijo Eduard Goodman, director de privacidad de Identity Theft 911, firma de gestión de datos y seguridad, en entrevista con El Financiero.

Para el especialista, los dispositivos utilizados por los delincuentes han tenido una reducción significativa en costos y mayor accesibilidad mediante los teléfonos inteligentes, sumado a una mejor funcionalidad en los últimos 5 años.

“Estos dispositivos son muy fáciles de obtener a través de métodos legales e ilegales y no son muy caros”, apuntó. En sitios de internet, se ofertan a partir de 500 dólares y se envían a la puerta de la casa en cualquier parte del mundo.

¿CÓMO SE CLONA UNA TARJETA?

Hay diversos métodos para robar la información de un plástico. Uno de ellos, consiste en escanear los datos de una banda magnética cuando el usuario no está prestando atención (un mesero o un cajero pueden hacer esta operación) y obtener el PIN o números detrás de la tarjeta. Otra forma es instalando pequeños dispositivos acoplados en los cajeros automáticos u otros dispositivos de pago que leen la información de una tarjeta, o bien con pequeñas cámaras que captan la información del plástico.

Además, los delincuentes pueden tener acceso al dinero de la cuenta de un usuario instalando un celular con malware en cajeros automáticos, recogiendo la información por medio de mensajes SMS.

“Los dispositivos son habilitados para enviar los datos a algún lugar remoto y una vez instalado el aparato, el criminal no tiene que volver para retirar los datos”, precisó Goodman.