Mis Finanzas

Estos son los errores financieros más comunes


Nadie es perfecto. Todos cometemos errores financieros. Sin embargo, debemos de ser capaces de poder identificarlos y aceptar en qué estamos fallando. A veces podemos no darnos cuenta cuáles de nuestros hábitos están lastimando a nuestro bolsillo por eso aquí te decimos cuáles son los errores que debes evitar cometer en tus finanzas personales.

No ahorrar: esto es básico, tienes que estar preparado para el futuro o para sorpresas financieras. Aunque todavía no tengas un propósito establecido para tu ahorro, es importante que comiences a ahorrar. Esta ‘lanita’ te podría sacar de grandes aprietos cuando menos te lo esperas.

Comprar muchas cosas a plazos: ese es un error muy común. Pareciera que nada está fuera de nuestro alcance gracias a los créditos. Puedes tener esa televisión que quieres e irte de fin de semana con tus amigos a Las Vegas; “lo saco a crédito y ya”. Cuidado, el tener muchos créditos hará que tus gastos mensuales se eleven considerablemente. Es mejor centrarte en tener un crédito para algo importante, como comprarte una casa, y así no estar ‘gastando’ dinero mensual en otras cosas que al final no aportarán a tu futuro.

No tener control de tu tarjeta de crédito: es importante no ver la tarjeta de crédito como un recurso ilimitado de dinero. Debes de estar consciente de no gastar más de lo que ganas o puedes pagar; se recomienda no gastar más del 40% de tu límite crediticio. Muchos sólo usan la tarjeta de crédito para emergencias y eso parece funcionarles para tener un mejor control.

Tener varias tarjetas de crédito: este todavía es un peligro más grande. “Si no pasa en una, entonces pasa en la otra”; el tener varias tarjetas se convierte en una facilidad para derrochar dinero que ni siquiera existe. Cuidado, no caigas en las garras de esta falsa bolsa de dinero ilimitado. Para cuando te des cuenta, estarás endeudado.

Tener muchos servicios: otro error muy común es no medir tus suscripciones a servicios que el pago está domiciliado. Sí, claro, todos queremos tener Netflix, un seguro de gastos médicos mayores, Amazon Prime, el internet con más megas, el mejor plan de celular y demás. Sin embargo, a veces perdemos visión de que todos estos gastos mensuales, acumulados, tienen un gran peso en nuestro bolsillo. Recomendamos sentarte, hacer una lista y revisar cuáles podrías eliminar.

Compras impulsivas: en el momento, hacer pequeñas compras impulsivas puede no parecer tanto; sin embargo, si las juntas pueden tener un gran peso en tus gastos. Hay que tener un poco más de cuidado con lo que compras en el momento, sea algo pequeño (que se repite en muchas ocasiones) o si te metes en un gasto demasiado fuerte del cual te vas a arrepentir después de que pase la emoción del momento.

Un estilo de vida fuera de tus manos: es muy común perder el control por querer llevar un estilo de vida que es demasiado alto para ti. Esto a veces sucede cuando vemos a nuestros amigos ‘despilfarrar’ dinero y nosotros queremos seguirle la fiesta. Antes de aventarte a gastos fuertes, primero analiza si estos van con tu estilo de vida y fluidez financiera.

El primer paso es la aceptación. Se vale decir: “yo hago eso”, para así poder cambiarlo y comenzar a tener un mejor control sobre tus finanzas personales. Considera que al tener finanzas sanas podrías tener la oportunidad de invertir en comprar alguna casa o departamento, sobre todo considerando algunas alternativas como Infonavit que no es necesario dar enganche para ejercerlo. A futuro, agradecerás el haber hecho un cambio de hábitos.

Sign up for free