Mis Finanzas

Elegir mal un seguro
de vida puede ser fatal

Si decides adquirir un seguro de vida, presta atención a elementos importantes como llenar correctamente la solicitud, incluyendo
tu historial familiar para evitar complicaciones al momento de ejercer la póliza.
Darinka Rodríguez
10 septiembre 2014 23:28 Última actualización 11 septiembre 2014 5:5
Etiquetas
seguro de vida

Al contratar un seguro, puedes caer en errores, por lo que es necesario revisar con detenimiento todos sus lineamientos. (Carlos López)

CIUDAD DE MÉXICO.- Contratar un seguro de vida puede ser fatal si al adquirir una póliza se cometen errores, que podrían implicar severos problemas financieros para su familia al momento de hacer válida la garantía.

Juan Carlos Rivera, director del Departamento de Administración, Mercadotecnia y Negocios Internacionales del Tecnológico de Monterrey campus Santa Fe, indicó que el primer error que se comete con este tipo de productos es no hacer una investigación previa.

“Existe una variedad de opciones muy grande, pero lo primero que se suele hacer es aceptar el primero que se nos ofrece, pues se trata de un tema culturalmente sensible”, explicó en entrevista.

En ese sentido, Eduardo Salim, director de Relaciones con Gobierno de Seguros Monterrey New York Life, apuntó que dar información errónea o incompleta, por ejemplo, de los antecedentes familiares, pueden complicar el ejercicio de la póliza.


“En caso de que en el momento no se tenga el dato, es preferible esperar a enviar una solicitud incorrecta, y que después no se pueda ejercer con facilidad la póliza”, dijo.

COBERTURAS Y PLAZOS

Antes de firmar, se deben leer las condiciones del inicio al fin de la cobertura.

Indagua si no hay una reducción de capital una vez que el asegurado rebasa cierta edad o cláusulas adicionales que pudieran existir, así como el costo de éstas.

“Algunas carencias establecidas en el seguro como una enfermedad contagiosa o genética y la evaluación del riesgo que se hace a través de exámenes médicos”, indicó Rivera.

En tanto, Salim señaló que la suma asegurada debe ser equivalente a cinco años de gasto corriente de la familia.

“Se puede adquirir en UDIS (Unidades de Inversión) para que pueda conservar el poder adquisitivo en la suma asegurada en que se esté contratando”, señaló.

BENEFICIARIOS Y REVISIONES

Designar como beneficiarios a menores de edad no es recomendable.
“En caso de que llegue a suceder un evento de muerte el asunto se puede complicar; sólo mayores de edad deben de ser beneficiarios para tener un interés asegurable”, explicó Salim.

Contratar un seguro y olvidarse de él, también representa un gasto.
Rivera, del Tec de Monterrey, expuso que bajo el sistema de aseguramiento en México se recomienda revisarlo anualmente.

TIPS

​Evalúa tu presupuesto. De tus ingresos analiza cuál es el monto que destinas a gasto corriente y cuánto a ahorro; eso te dará una idea de la prima que puedes pagar.

Conoce las exclusiones. Antes de firmar, lee detenidamente y pregunta.

Verifica. Que las sumas aseguradas, coberturas y plazos sean las que solicitaste.

Si la información de tu póliza no es clara. Busca asesoría en la institución o en la Condusef, empleando tu derecho como usuario de productos y servicios financieros.