Mis Finanzas

Comparar hipotecas
te ahorraría hasta
50 mil pesos

La hipoteca es una de las elecciones más importantes que tendrás, por eso es importante comparar entre las opciones que hay en el mercado, pues no hacerlo marcaría la diferencia entre ahorrar o perder hasta 50 mil pesos. Aquí te decimos cómo hacerlo.
Redacción
11 julio 2016 19:23 Última actualización 11 julio 2016 20:57
casa

(Especial)

La hipoteca para la compra de una casa es una elección muy importante; sin embargo, tres de cada 10 mexicanos no compara y toman la primera que cae sobre su mesa, lo que representaría una pérdida de hasta 50 mil pesos en el primer año, señaló Freddy Domínguez, cofundador de ComparaGuru.com.

“Acudir a los diferentes bancos a pedir informes requiere mucho tiempo y los usuarios no saben exactamente qué es lo que se debe comparar”, dijo el cofundador del sitio que permite compara productos financieros a Metroscubicos.com.

De acuerdo con Domínguez, la diferencia entre comparar y no hacerlo es el diferencial entre la tasa más alta y la más baja. En México, agregó, puedes tener hasta 5 por ciento de diferencia en productos similares, esto quiere decir que en una hipoteca de 1 millón de pesos, tan solo en el primer año puedes ahorrar alrededor de 50 mil pesos.

Una forma de comparar es por medio de la aportación a capital o amortización. Cada mes una parte de tu pago se va a intereses y otra a capital; al inicio del crédito un porcentaje mayor se va a intereses y otro menor a capital, conforme avanza el crédito esta curva se invierte.

“Para comparar los productos hipotecarios hay que ir al año 8 de pago y ver cuánto has aportado a capital. Este dato lo puedes conseguir en las tablas de amortización que todas las instituciones financieras tienen para cada uno de sus productos. En la hipoteca en la que hayas aportado más a tu casa encontrarás un mejor producto”, dijo.

1
 

 

Casa de dinero (Especial)


¿CÓMO COMPARAR?

Para poder comparar y escoger debes entender qué es una hipoteca y los componentes que hacen al crédito. Estos son algunos de los elementos generales:

La amortización: Esto es el monto de la mensualidad que pagas que se va al pago del crédito y no a los seguros o intereses. Para poder saber este dato debes solicitar la tabla de amortización a la institución financiera que te otorgue el crédito y comparar.

El plazo: En un crédito a largo plazo el que más se recomienda es el de 15 años. Si la mensualidad es muy alta para tu presupuesto, es probable que estés adquiriendo una casa muy cara para tu capacidad financiera. Si debes aumentar el plazo para lograr la compra, hazlo, pero no subas a más de 20 años.

La diferencia entre mensualidades no es mucha, pero sí hay diferencia cuando se contempla el crédito junto con los otros elementos, por eso se recomienda este periodo.

El enganche: Los bancos y las Sofoles financian hasta alrededor del 80 por ciento del valor de la casa, por lo que el enganche debe ser del 20 por ciento mínimo. Este monto es lo que debes tener ahorrado para empezar el proceso de la compra.

Comisión por apertura de crédito: Este costo depende de la institución financiera a la que solicites la hipoteca, pero puede llegar a ser de hasta 2.7 por ciento del monto que pidas para la compra.

Los seguros: Todo crédito hipotecario incluye seguros y hay que comparar qué es lo que ofrecen. Por ejemplo, el de desempleo o por daños, que te protegerán durante la vida del crédito.