Mis Finanzas

¿Cómo suspender una auditoría electrónica?

Los acuerdos conclusivos son un derecho de los contribuyentes para suspender una auditoría tradicional o electrónica, y son realizadas con el fin de buscar deudas por errores u omisiones
en sus ingresos y egresos.   
Dainzú Patiño
22 febrero 2017 21:51 Última actualización 14 marzo 2017 11:10
Auditorías electrónicas


Solucionar tu situación fiscal a través de un acuerdo conclusivo lleva seis meses
y no tiene costo. (Ismael Ángeles)

El SAT realizará este año 70 mil auditorías electrónicas y son candidatas aquellas personas físicas y morales que hagan uso del Buzón Tributario.

Si eres elegido, puedes solicitar un acuerdo conclusivo para suspender la auditoría tradicional o electrónica, pues es un derecho de los contribuyentes.

El fisco hace estas auditorías para buscar deudas por errores u omisiones en los documentos que sustentan los ingresos y egresos de los contribuyentes.

A la par que iniciaron las auditorías electrónicas el año pasado, en la plataforma del Buzón Tributario se activó la opción de solicitud de acuerdos conclusivos, por lo que puedes recurrir a un acuerdo al momento de una notificación del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

TIPS
La Prodecon es el intermediario oficial entre el contribuyente y la autoridad fiscal que posibilita llegar a un acuerdo conclusivo en una auditoría.

Si eres una persona física o moral que no lleva en orden sus obligaciones fiscales es recomendable pedir el acuerdo conclusivo.

El tiempo estimado para llegar a un acuerdo conclusivo es máximo de seis meses, mientras que un juicio puede durar hasta seis años.


Un acuerdo conclusivo permite al contribuyente llegar a un convenio con la autoridad para suspender el acto de fiscalización, a cambio de un pago más inmediato de la supuesta deuda por parte del fiscalizado.

El SAT ofrece descuentos en las multas y recargos por omisión de pagos o entrega de declaraciones a cambio de que se le pague en un menor tiempo. Entonces se suspende la auditoría y la probabilidad de ir a juicio, explicó Eduardo Sánchez Lemoine, director general de Acuerdos Conclusivos de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon).

En promedio, solucionar tu situación fiscal a través de un acuerdo conclusivo lleva seis meses y no tiene costo, dado que la asesoría de Prodecon es gratuita. En cambio un juicio puede llevar de cinco a seis años e implica el costo del pago de los honorarios de un abogado fiscalista.

“Este tipo de acuerdo es un medio alternativo que te permite aclarar en un tiempo breve y de manera sencilla tu situación fiscal ante la autoridad que está revisando tu contabilidad a través de una auditoría o revisión fiscal y por tanto evita la necesidad de ir a juicios largos y costosos y te brinda una plena seguridad jurídica para no ir a un tribunal”, dijo el funcionario.

No existe ningún riesgo si se pide el acuerdo conclusivo, es algo benéfico para el contribuyente.

Si sabes que eres una persona que no lleva en orden sus obligaciones fiscales u omitiste la obligación por la que se te auditará, es recomendable pedir el acuerdo conclusivo. Si tienes la certeza absoluta que cumples tus obligaciones, entonces permite que te realicen la auditoría, indicó Raúl Carbajal, socio director de Carbajal Bermúdez.

¿CÓMO REALIZARLA?
En el Buzón Tributario hay un apartado de Servicios Prodecon, ahí puedes solicitar el acuerdo conclusivo.

Se desplegará un formato con datos precargados como nombre, RFC, domicilio fiscal y algunos motivos por los cuales el SAT está buscando auditarte y el posible monto del adeudo fiscal.

Indica las inconsistencias que señala la autoridad, las razones por las que no estás de acuerdo y los términos en los que propones la solicitud del acuerdo.

Adjunta documentos que puedan aclarar tu situación como facturas electrónicas y estados de cuenta bancarios. Envía el formato; al quedar formalmente solicitado se suspenden los plazos para la auditoría. Imprime tu acuse de recibo.