Mis Finanzas

Comer fuera de casa puede ser económico
y saludable

Para aquellas personas a quienes se les dificulta comer o cocinar en casa, hay opciones saludables y económicas disponibles, más allá de los antojitos mexicanos o la comida rápida. Es posible contrastar la oferta en diversas plataformas y servicios a domicilio vía internet, con precios de 50 a 120 pesos.
Darinka Rodríguez
22 julio 2014 21:12 Última actualización 23 julio 2014 5:0
Comer

Para un menú saludable y económico compara opciones y decide la mejor para tu cartera y salud. (Carlos López)

CIUDAD DE MÉXICO.- La hora de la comida puede ser un bocado difícil de digerir para los miles de oficinistas que trabajan en las grandes metrópolis.

Los trabajos altamente demandantes y las largas jornadas laborales obligan a los empleados a comer diariamente fuera de casa. El costo de una comida “corrida” va de los 35 a los 80 pesos, dependiendo de la zona en que se labore.

Mientras que llevar alimentos preparados en casa puede ser una opción poco asequible para miles de trabajadores que pasan varias horas fuera de casa, o que por sus largas jornadas no les rinde el tiempo para trasladarse y tener algunas horas de descanso, o cuando las “horas pico” les pueden arruinar sus alimentos.


Una herramienta para comer más barato es tener oportunidad de decidir y comparar.

Álvaro García, cofundador de la plataforma PedidosYa, afirmó que pese a las largas jornadas de trabajo, tener la oportunidad de decidir sobre los alimentos que se consumirán y contar con opciones, posibilita ahorrar tiempo y dinero.

“Comparar precios entre menús, buscando la mejor opción, y finalmente poder contrastar por precio si uno lo desea, es lo mejor”, indicó en entrevista.

Estimaciones de la plataforma afirman que en América Latina más de 95 por ciento de las personas han pedido o suelen pedir comida a domicilio por lo menos una vez al trimestre; mientras que en las principales ciudades se muestra un crecimiento de 30 por ciento en usuarios al mes.

“Los consumidores estamos dejando hábitos más tradicionales para comenzar a consumir mayor variedad de comidas; de hecho esto es algo que ocurre en muchas industrias y no sólo comida. Ya no es sólo pizza y comida mexicana sino también son ensaladas, comida japonesa y comida thai”, expresó.

COMIDA SALUDABLE FUERA DEL HOGAR

Sin embargo, tener una alimentación que además de económica sea saludable, es uno de los retos para el trabajador promedio, quien se ve continuamente tentado a acudir a los antojitos disponibles.

Al respecto Martin Pommies, gerente de operaciones de la plataforma ComeCasero.com, expuso que el principal valor que buscan los comensales en la calle es que los alimentos sean balanceados, y en el caso de la comida casera, que sea económica y limpia.

“Buscar en plataformas puede dar la posibilidad de obtener comidas de manera fresca y conectando los puntos para que el usuario ahorre y que para que quienes cocinan también encuentren comensales”, indicó. Por otro lado, si usted cuenta con tarjeta de crédito o débito, también puede tener acceso a diversos descuentos.

De acuerdo con MasterCard, las tarjetas del segmento Oro o Platinum ofrecen diversos beneficios a los comensales frecuentes, entre ellos la posibilidad de pagar con puntos en diversos restaurantes, o descuentos en algunas cadenas, por lo que la firma recomienda consultar en el banco emisor.

Ambas plataformas plantean la posibilidad de que los usuarios comparen menús, costos y diferentes tipos de comida, con rangos de precio de 50 a 120 pesos.

TIPS

Revisar con cuánto dinero cuentas. Es importante establecer un monto para el gasto mensual en alimentos fuera de casa y evitar salirse del presupuesto.

Evalúa la zona. Explora tu zona de oficinas, anota y compare precios, pues pueden variar mucho de una cuadra a otra y de un local a otro.

No a la comida rápida. Evítala. Aunque puede ser lo más rápido y accesible, a la larga puede ser costoso para tu salud y peso.

Desayuno, comida o cena. Trate de desayunar en casa y verifique cuáles son los horarios en los que puede comer de forma más económica, sobre todo en el caso de los menús a la carta.

Cuidado con las bebidas. El negocio de muchos restaurantes está en el cobro de las bebidas. Elije el agua del día o verifica si puedes llevar tu propia bebida.