Mis Finanzas

Cinco razones para usar
las tarjetas de crédito

Crear un sano historial crediticio, disminuir el uso del efectivo y  acceso a múltiples promociones y descuentos en diversos productos y servicios son algunos de los beneficios que conlleva el uso de este plástico.
Darinka Rodríguez
06 abril 2014 22:48 Última actualización 07 abril 2014 5:0
tarjetas

(Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Las tarjetas de crédito no son antagonistas de sus finanzas personales. El plástico bien utilizado puede dar financiamiento a una persona por 45 días sin intereses.

“Hay varias bondades, como financiarse 45 días sin intereses y al hacer un buen uso de este instrumento, pagar servicios y no llevar dinero en efectivo”, dijo José María Aramburu, vicepresidente de la Comisión para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Cifras del Banxico indican que en 2013 el número de clientes totaleros pasó de 41.0 a 42.9 por ciento del total.

Especialistas señalaron que hay diversos motivos para hacer uso de este instrumento financiero:

1. Crear un buen historial crediticio. De acuerdo con el Buró de Crédito, el historial de un usuario permanece en la base de datos un plazo de 72 meses a partir de la fecha de liquidación, siempre y cuando el otorgante de crédito haya reportado la fecha de cierre. Tener un buen historial crea confianza en el usuario para otorgarle líneas de crédito más amplias o bien, algunos bancos premian la puntualidad en pagos de sus clientes.

2. Llevar un registro preciso de gastos. Permite tener un registro puntual de las compras que se hayan realizado mensualmente o bien hacer las reclamaciones pertinentes.

3. Minimiza el uso de efectivo. Minimizar su uso supone un beneficio de seguridad para el usuario.

4. Se crean buenos hábitos de pago. Cumplir con los pagos mes con mes de la tarjeta de crédito crea en el usuario buenas costumbres saludables en sus finanzas personales.

5. Acceso a promociones y descuentos. Ya sea con programas de puntos, millas o bien promociones a meses sin intereses, dependiendo de la institución bancaria, los usuarios pueden tener acceso a un financiamiento para compras de placer. También se puede obtener el beneficio de las protecciones disponibles con algunas tarjetas de crédito, al pagar la anualidad.