Mis Finanzas

Cautela en el hogar, este no es un buen año para endeudarse

Si tienes planes para adquirir bienes de consumo o patrimoniales, analiza la situación global que anticipa posibles alzas en las tasas de interés. Opta por réditos fijos y deuda a largo plazo para bienes de mayor duración.
Clara Zepeda
07 enero 2015 23:2 Última actualización 08 enero 2015 5:0
Créditos

Para 2015 habrá que priorizar gastos debido al panorama económico, aconsejan especialistas. (Alejandro Gómez)

CIUDAD DE MÉXICO.- Este será un año complicado para la economía mundial, por lo que, tanto los hogares como las empresas mexicanas, tendrán que priorizar sus gastos y si deciden pedir crédito, deberán pensarlo “dos veces”, pues no es un buen momento para endeudarse, de acuerdo con analistas consultados.

Es un año en el que se debe guardar “gran cautela”, pues es de transición y de cambios monetarios, dado que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos podría comenzar a subir su tasa de referencia, que está prácticamente en cero, obligando al Banco de México a encarecer también el precio del dinero.

Tomar una decisión de solicitar un crédito, acertada o errónea, dependerá de para qué se requiere endeudarse, dijo Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero de Banco Base.

Sugirió que si es para un bien de larga duración, como electrodomésticos, vivienda o un automóvil, se adquiera deuda de largo plazo, pero consideró que no es recomendable contratar deuda para productos como ropa o alimentos, que se deban pagar en el corto plazo.



A diferencia de 2009, “no esperamos que haya una recesión, pero sí que toda la volatilidad se refleje en una debilidad de la economía mexicana, para la que anticipamos un crecimiento de 1.8 por ciento en 2015, que implica menor creación de empleos”.

Si vas a endeudarte, recomendó hacerlo para adquirir bienes de largo plazo, pero que el pago de los préstamos no exceda 40 por ciento del presupuesto familiar.

FIJA O VARIABLE
Si puedes conseguir una tasa fija, que sea una muy baja, sería algo bueno, porque éstas subirán y con el tiempo se podría quedar amarrado a un rédito relativamente bajo.

Por ejemplo, si adquieres un crédito a una tasa de 6 por ciento a 10 años y en cinco años las tasas están en 10 u 8 por ciento, pagarías mucho menos que el nivel de las tasas del mercado y en ese sentido es bueno, detalló Rubén Domínguez, analista económico de GACS, Consultores Financieros.

Pero las tasas preferenciales están en peligro de extinción y una gran mayoría se financia a réditos variables. Actualmente, el nivel es bajo, pero en la medida que aumenten las tasas de referencia en México y EU, subirán las bancarias.

En el caso de deuda de empresas, Siller advirtió que tendría que ir en función de la rentabilidad esperada del proyecto y sugirió contratar un swap de tasa de interés para fijarla.

ANTES DE ENDEUDARTE...

​Quizá tengas otras opciones o puedes pensar en tus finanzas personales.

Gastos
Conviértete en un consumidor inteligente y no te dejes enganchar por los pagos a plazos.

Comprar por impulso puede acarrearte más deuda. Detente y piensa si realmente necesitas lo que adquirirás.

Solvencia de deudas
Toma en cuenta que pagar por adelantado una deuda disminuirá los intereses.

Inversión
Busca con un asesor financiero la mejor opción según tu perfil, no es necesario hacer grandes o arriesgadas inversiones.

Aumenta el ahorro voluntario en su cuenta individual de Afore o abra un Plan Personal de Retiro.