Mis Finanzas

Banca en línea, claves
y más claves

La banca en línea facilita las operaciones a los usuarios, aunque
el acceso en varios casos se complica por los dispositivos y diversas contraseñas requeridos por los portales bancarios, en
pro de la seguridad.
Darinka Rodríguez
29 octubre 2014 23:19 Última actualización 30 octubre 2014 5:5
Token

mantener los token y dispositivos de autenticación lejos de extraños, refuerzan los candados de seguridad de los bancos. (Archivo El Financiero)

CIUDAD DE MÉXICO.- Los servicios de banca en línea mejoran y hacen más fácil la vida del usuario. Pero, para autenticar la identidad del cliente hace falta aprenderse varias contraseñas y cargar con tokens o dispositivos.

Estos mecanismos hacen engorroso el trámite, sobre todo si se tiene más de dos cuentas y numerosas tarjetas de crédito. Especialistas consultados señalaron que existen varios portales que pueden complicar la vida del usuario, en pos de la seguridad de sus transacciones al imponer varios filtros y modos de autenticación.

Estos pueden ir desde el uso de un token, a la huella digital en el caso de Banco Azteca o elegir una imagen fija como en Scotiabank, que además pide dos claves de acceso, al igual que el portal de BBVA.


No obstante, muchos candados no hacen inquebrantable una casa.
Abraham Vergara, académico del departamento de Estudios Empresariales de la Universidad Iberoamericana (UIA), expuso que muchos filtros de seguridad dan al usuario la percepción de mayor protección; sin embargo, gran parte de ésta depende de la cautela que tenga el usuario al realizar las operaciones en línea.

“Para entrar a los portales se requiere de hasta cuatro distintas formas de ratificar la información; mientras que la infalibilidad de las operaciones depende no sólo de los servicios que el banco proponga sino también de los niveles de seguridad que establezca el usuario”.

BENEFICIOS Y ACCESIBILIDAD

Adolfo Grego, director de Tecnologías y Cómputo Forense de Grupo RF, indicó que aún cuando los sistemas de la banca en México han mejorado, más de la mitad de la responsabilidad de la seguridad de las transacciones depende del cliente.

“Si el usuario tiende a usar software pirata, éste puede venir con un ‘premio’ de malware que puede estar mandando información a atacantes porque su recompensa es el dinero y la información financiera”, comentó.

Dijo que existe una madurez en el mercado mexicano. No obstante, aunque ya hay mejores prácticas en torno al uso que se le da a la información, prevalece la mala praxis.

“Las probabilidades de que existan problemas mayores en torno a la banca en internet son bajas, pero debe ir acompañado de medidas del propio usuario”.

Usar redes privadas y software propietario, cerrar las sesiones correctamente y mantener los token y dispositivos de autenticación lejos de extraños, son medidas que refuerzan los candados con los que está provista la banca en línea.